Alejate de los extremos

Alejate de los extremos

9 abril, 2013 0 Por marcosedo

Ni frio ni calor, ni blanco ni negro, ni duro ni ligero, ni listo ni tonto, ni norte ni sur… Los extremos son así, uno sin el otro no existirían, son tan compatibles a la vez que incompatibles; no hay que ser ni una cosa ni otra, todo en exceso o por defecto no trae nada positivo.

Mira al otro lado

Las personas tendemos a ver las cosas desde un punto de vista, sin tener en cuenta a su antonimo. Nos reafirmamos y autoconvencemos sobre aquello que pensamos, no dejamos que la empatía se apodere de nosotros, y es un error, aunque tengamos una postura bastante extremista hemos de ser capaces de  intentar comprender lo que hay al otro lado.ying-yang_extremos

No lo clasifiques todo

Otro fallo que solemos cometer es categorizar las cosas, es decir, intentar ordenarlo todo y muchas veces nos encontramos ante conceptos que se entremezclan entre ellos, que nos hacen dudar sobre en que lugar posicionarlos. Al igual que pasa con los conceptos, hacemos lo mismo con situaciones, personas y muchas cosas más. La solución es vivir cada momento como único, no intentar valorarlo, simplemente disfrutarlo y en el caso de que nos dejemos influenciar por nuestras experiencias y nuestras jerarquias, hay que evitarlas en la medida de lo posible.

No extremos

Los extremos nos alejan de la realidad sin querer, ya que desde el principio nos estamos posicionando y las cosas no son siempre ni blanco ni negro, pueden ser gris, más claro o más oscuro, pero gris. Hay que dejar fluir y que las aguas vayan por su cauce, no las valores, observalas, si desde el principio te pones en una situación equivocada, ya empiezas mal, observa y luego actua.

¿Eres de los que te posicionas en seguida? o ¿dejas ver como van las cosas?