Bartleby y el laberinto del no

Bartleby y el laberinto del no

En las entradas de la semana de hace un año reflexionaba sobre el no y la consecuencia de la no-acción. En la primera hablaba sobre un libro de Vila-Matas. Mientras que en la segunda reflexiono sobre el acto de no pasar a la acción. Pincha en los títulos para volver a leer el post al completo, de momento te dejo con un pequeño resumen.

Bartleby and Co

Este es un libro que he conocido gracias a Tote King y que además da título a una canción suya. Me agrada la idea de recoger recomendaciones de personajes que sigo, ya que esta es una forma de conocerlos un poco más y en el caso de Tote me ayuda un poco más a conocer su forma de ser y entender el porqué le gusta este tipo de lectura. Esta es una obra sencilla de leer con la que he conocido a Vila-Matas y en la que habla sobre un síndrome que se puede resumir en la frase «preferiría no hacerlo». Algo que le sucede a muchos escritores y que los paraliza a la hora de seguir realizando su labor. A lo largo del libro aparecen varios ejemplos y conocemos a varias personas que sufren este síndrome, el problema es que les lleva a la paralización de su actividad, es decir, escritores que ya no escriben, tan sólo se quedan con su primera obra, la que suele tener éxito.

El laberinto del no

Esta es una encrucijada en la que solemos vernos en muchos momentos de nuestra vida. El laberinto del no aparece cuando decidimos no pasar a la acción y luego nos adentramos en un camino donde nos retroalimentamos para justificarnos por ese no y al final es muy complicado salir de ahí. La vida es para estar en movimiento, pero hay veces en las que decidimos no hacer algo, es aquí cuando hemos de ser conscientes de porqué escogemos esta opción. Saber realmente el porqué no hacemos algo, es igual de importante de porqué lo hacemos. La cuestión pasa por ser conscientes y no caer en el laberinto del no, así que cada vez que nos vemos inmersos en la decisión de no hacer algo, respondernos el porqué de esa decisión, algo que nos puede ayudar mucho para ser más lanzados y actuar siempre con plena consciencia.

El no es una respuesta cómoda, ya que el hecho de no hacer nada es más sencillo que pasar a la acción. Pero hemos de reconocer el porqué este no aparece y decidimos no pasar a la acción. Siempre que tengamos claro el propósito de nuestra acción, aunque esta sea la no-acción, entonces todo irá bien.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.