Bastante ya es suficiente

Bastante ya es suficiente

27 agosto, 2020 0 Por marcosedo

En el equilibrio esta la solución a (casi) todo, es el estado donde mejor nos podemos encontrar, aunque como ya he dicho en numerosas ocasiones, para saber cual es ese punto intermedio, hemos de ir a los extremos y cuanto más alejados esten mejor, de esta forma estaremos más cerca de encontrar el verdadero equilibrio.

Estos dos conceptos de los que ya hable en el anterior post, no buscan el exceso, sino que más bien tratan de tener un punto de vista precavido, donde no nos alejemos mucho de la media, es decir, del punto medio. Dicen que todo por exceso o por defecto no es bueno, y estas palabras claramente nos hablan de buscar la eficiencia, por un lado conformarse con lo que nos dan y por otro que nos ofrezcan un poco más, pero no mucho, sin pasarse, esto es lo que diferencia a suficientebastante. Son dos vocablos que está muy bien tenerlos en cuenta en nuestro día a día, ya que somos conscientes de cual es la cantidad de algo que necesitamos y por ello no dejamos que se quede corta, ni que se nos vaya de las manos.

El título puede llevar un poco a confusión, pero si reflexionamos bien el mensaje que nos aporta, nos damos cuenta que cuando somos conscientes de que ya tenemos bastante, entonces, ya es más que suficiente. Para encontrar la eficiencia de cualquier situación hemos de ser conscientes de cuando es suficiente, y si dejamos ir un poco más allá entonces alcanzaremos el bastante. Estas dos palabras nos ayudan a buscar la optimización, ya que intentamos no quedarnos cortos, pero tampoco pasarnos tres pueblos, por ello es bueno que aparezcan en nuestro vocabulario. Ya dispondremos de más situaciones y experiencias donde podamos excedernos y no tengamos que recurrir estas palabras, ya que el hecho de tenerlas presentes hace que seamos unas personas moderadas.

Para terminar quiero dejar la etimologia de ambas palabras:

La palabra bastante viene de bastar, que significa «ser suficiente». Viene del latín bastare y este del griego bastazein, que significa «llevar, sostener un peso».

La palabra suficiente viene del latín sufficiens, sufficientis, del verbo sufficere, que significa «bastar», formado con el prefijo sub- (bajo)raíz -fic- (hacer) y el sufijo -ente (agente)

Dos palabras sobre las que merece la pena reflexionar, ya que a pesar de utilizarlas como sinónimos, tienen pequeñas diferencias que marcan claramente el mensaje que queremos transmitir.

¿Eres consciente de cuando es suficiente? ¿Y de cuando es bastante?

Foto: Stefan Speidel