Tengo la suerte de contar, cerca de mi círculo de influencia y cercanía, con dos personas que son un claro ejemplo de como dar a conocer al mundo su experiencia. Se trata de Sergio Polonio y Jordi Vicens, compañeros de trabajo que día a día dan una dosis de la experiencia que están viviendo, cada uno respecto a la pasión que les mueve.

Ambos casos me vienen como anillo al dedo y son un claro ejemplo de lo que hablaba en la entrada de Show your experience (parte 2). En el caso de Sergio Polonio respecto a la fotografía y Jordi Vicens en el tema de la tipografía.

Sergio Polonio

Ya hable de mi compañero de trabajo en otra ocasión, pero ahora esta inmerso en un proyecto en el que ha sabido encontrar su pasión y además la ejecuta de forma muy brillante. Se trata de un trabajo en el que cuelga una fotografía cada día Proejct365, empezó con la entrada del año nuevo y hasta la fecha ha sido fiel a la publicación de la imagen diaria. Si pinchas en el título puedes entrar en su perfil de Instagram y observar todo el progreso que lleva al completo. Este tipo de iniciativa es positivo tanto para el ejecutor, como para las personas que lo siguen. En mi caso ha sabido engancharme a su proyecto personal y cada día espero el momento donde publica su foto. Además te hace partícipe de la vivencia, ya que comparte contigo el proceso, aprovecha muy bien las herramientas que ofrece Instagram para que sus seguidores puedan acompañarlo a lo largo de todo lo que conlleva la toma de la instantánea. En su caso y por cercanía, me doy cuenta de como ha progresado y crecido profesionalmente, ya que sus fotos mejoran día a día. Pero lo que más llama la atención es el trabajo invisible, el que no se ve, ya que al final él sólo ofrece una única foto, pero hay un largo recorrido hasta llegar a ella, primero la idea, luego el momento de tomar la fotografía, la edición, el retoque y muchos aspectos que seguro que me dejo. Lo mejor es que es un claro ejemplo de como nuestra experiencia puede servir a los demás y como la constancia y regularidad al final dan sus frutos. No olvides pinchar en su nombre para conocer el proyecto, no te defraudara.

Jordi Vicens

El proyecto de Jordi es Skeletortype: progreso tipográfico & other stuff. Otro ejemplo claro de como el trabajo diario da sus frutos cuando puedes observarlo con perspectiva. La temática que el trata es un poco más especializada y no todo el mundo la puede comprender, pero si echas un vistazo al blog que ha creado en Tumblr (pincha en su nombre para conocerlo) te darás cuenta que es como un cuaderno de bitácoras donde va dejando pequeñas dosis de como va progresando en su proyecto de creación de una tipografía desde 0. Hay que saber observar el trabajo desde la lejanía y no es tanto el contenido, sino la forma en que lo plasma, ya que nos puede servir de guía para otros propósitos que tengamos en mente. Dejar por escrito nuestros avances y ofrecerlos en abierto a todos aquellos que quieran visitarlo nos quita mucho miedo, pero también nos hace ser responsables para seguir siendo constantes a la hora de publicar contenido diariamente. Sin querer nos creamos una disciplina interna que nos ayuda a no abandonar el proyecto por muy adelantado que lo tengamos.

Dos personas a las que ya he dedicado un post en este blog, aquí puedes recordar la de Jordi Vicens “el tipografo”. Y es que no hace falta buscar muy lejos de tu entorno para encontrar personas que están realizando trabajos dignos de ser comentados y que no tienen nada que envidiar a grandes personajes del mundo de Internet. Así que nada, dos personas que pueden servir de inspiración y que predican con el ejemplo de ofrecer su experiencia al resto, para seguir creciendo dentro de su fuero interno y para que sus seguidores, si quieren, aprovechen este conocimiento.