Hace un año reflexionaba sobre dos temas bastante diferentes. En el primer post hablaba sobre lo sucedido en estos 4 años de vida del blog, además de hacer un pequeño pronóstico. Mientras que en el segundo, asociaba la alegría de que nos toque la lotería, con la felicidad que podemos sentir con instantes de nuestro día a día.

Que espero del 5º año

Este fue el título de la entrada, pincha sobre él y vuelve a leerlo para darte cuenta que al final se resume lo sucedido y aprendido en los 4 años anteriores. Me di cuenta que es más fácil aprender de la experiencia adquirida, que predecir una serie de pautas para el futuro. En mi caso es porque me dejo llevar por la intuición y esta se vive en el momento, no se puede pronosticar. El camino que llevo en el mundo del blog se ha basado en ir día a día y aunque la planificación es un punto a tener en cuenta, la verdad es que la mayoría de veces he vivido el momento y sólo la he utilizado como plan b. Ahora ya ha pasado el 5º año y es momento de ver que ha sucedido.

Vale millones o más

Aprovechando que estamos en fechas donde la lotería es un tema candente, quise hacer un pequeño símil para dar a entender a la gente que esta sensación de alegría podemos vivirla cada día. El día del sorteo de Navidad es una fecha señalada, donde toda la gente espera ser agraciada con uno de los premios, si puede ser el primero, mejor. Lo que pasa es que no somos conscientes de la cantidad de alegrías que podemos vivir diariamente. Si pinchas en el título te doy una serie de ejemplos. Cada uno ve la vida desde una perspectiva y no es preciso esperar a momentos como la lotería para disfrutar de la alegría de un premio.

Dos entradas que no tienen mucho que ver, pero aproveche las fechas para hablar de dos temas que pasaban por mi mente en ese momento. Uno el 4º aniversario del blog y por otro lado el sorteo de la lotería de Navidad, si en algo coincido es que ambos temas me dan mucha alegría poder celebrarlos cada año.