Las entradas de hace un año, hablan sobre el hecho de alcanzar las 600 entradas. En la primera hablo antes de llegar a esa cifra y saborear el momento. Mientras que en la segunda me pregunto acerca del futuro del blog y cuales son aquellas cosas que puedo cambiar para seguir progresando en este mundo.

Casi 600

Puedes volver a leer el post al completo pinchando en el título del párrafo, pero a grandes rasgos hablo sobre como hay que saber celebrar fechas claves y números redondos. Esta es una forma de analizar con perspectiva y darte cuenta de todo lo aprendido en este tiempo. Y lo más destacable y una de las cosas que más me llena de orgullo es el hecho de ser constante y mantener la regularidad de escribir. Al principio cuesta coger el hábito, pero luego cuesta no cumplirlo. Además, escribir es una de las cosas que me gusta y poder tener una pequeña hemeroteca con todo lo escrito, hace que se pueda observar como he evolucionado, tanto a la hora de expresarme, como los temas que trato. Se puede analizar desde muchos puntos de vista y esto es lo bueno de continuar escribiendo semanalmente.

600 entradas y lo que queda

Con la llegada de la entrada 600 me cuestione un poco el futuro del blog. Ya que muchas veces dudo si seguir con lo que estoy haciendo, que al final es una pasión, o meterme en el mundo de la monetización, lo que significa que pueda sacar beneficio de lo que hago. Pensaba que al dejarlo por escrito dejaría de procastinar, pero no ha sido así. Muchas de las preguntas que me pasaban hace un año, puedes conocerlas si pinchas en el título, siguen sin ser contestadas. Lo que pasa es que tampoco me urge, además, la intuición no me lleva por ese camino, así que seguiré como hasta ahora, pero el hecho de volverlo a leer hace que no se me olvide y que piense en ello para el futuro.

Dos entradas que sirven para detenerme, volver la vista atrás y observar todo el camino recorrido. El análisis puede ser tan extenso como quiera, pero de momento me sigo llevando por el presente, dejando por escrito todo lo que pasa por mi mente y siendo fiel a mi cita cada semana.