El tiempo es un arma de doble filo, depende del punto de vista que tomes, verás lo positivo o negativo de su paso. En mi caso llevo casi 5 años escribiendo y la experiencia te da unos conocimientos que antes no tenías, por lo que hay muchos aspectos que dependiendo del momento valoras de una manera u otra. De la misma forma te das cuenta de todas aquellas oportunidades que has dejado escapar.

Me encanta la frase, a toro pasado… Y es que es muy fácil ver las cosas con perspectiva. Mucha gente ni siquiera se detiene a analizar lo que sucede en el pasado, pero si eres de los que realiza esta acción, esta frase seguro que la has expresado. Cuantas cosas hubiera hecho ahora sabiendo todo lo que sé. Pero no se trata de lamentarse de nuestras no acciones, sino de aprender de ello para seguir progresando. Además, este tipo de relatos también ayuda a los que empiezan ahora a que se fijen y prioricen algunos temas respecto a otros.

Target / Base de datos

No me arrepiento de nada de lo escrito en el blog, ni de cada paso que he dado, pero si que es verdad que debería haber creado una pequeña comunidad de visitantes al blog. Es decir, crear una pequeña base de datos, ya sea mediante la petición de su correo electrónico o creando una pequeña comunidad en Facebook. No he tenido muy en cuenta al público objetivo, simplemente me he basado en aquello que me apetecía escribir y punto. Ahora me doy cuenta que este es un aspecto que podría haber cuidado más y posiblemente en 5 años algo de comunidad hubiera conseguido formar. Aunque nunca lo sabremos, las cosas han venido así.

Monetizar

Este es otro tema que me ha llamado la atención, ya que si puedes sacar beneficio de algo que te apasiona pues mejor, eso que te llevas. Seguramente haya gente que no conciba estar escribiendo un blog durante 5 años y no sacar beneficio de él. Podría haber encontrado formas de generar ingresos, pero no me moleste en ello y es ahora cuando me doy cuenta que ya ha pasado mucho tiempo y que podría ser una oportunidad desaprovechada. Aunque no se trata tanto de ganar dinero gracias al blog metiendo publicidad o incluso vendiendo algo, sino que el blog tenga una misión, una pequeña estrategia con la que indirectamente obtengas beneficios.

Espero que esta experiencia sirva a cualquiera que empiece con algún proyecto. Aunque como dije en el anterior post, lo importante es empezar y hacer algo. Pero si desde el principio puedes no cometer errores de los que luego te lamentes pues mejor. Suerte y al toro.

Foto: Richard Compte