Esta pregunta sirve para confirmar si los Reyes cumplieron con su cometido y me entregaron lo pedido el año pasado. Mis tres deseos fueron más planificación y control de datos, bienestar físico y mental y para terminar la voluntad. Y parece ser que me he portado bastante bien, ya que todos los regalos han sido entregados en mayor o menor medida.

Planificación y control

He sido capaz de planificar aquellos datos que quería monitorizar y he mantenido un control sobre ellos durante todo el año pasado. Como no tenía ningún proyecto que utilizar de ejemplo, he sido yo mismo la cobaya donde ver si era capaz de seguir con esta labor. Control de la economía, monitorizar mis hábitos diarios o por ejemplo escribir un pequeño diario de sueños, son algunos de las materias que tengo registradas durante todo el 2017. El tema de la constancia lo he llevado muy bien y gracias a ello puedo analizar lo sucedido durante el año pasado con mucha exactitud. Además, he creado un hábito que me sirve para muchas situaciones más.

Bienestar físico y mental

Otro petición conseguida. En el primer semestre todavía seguía jugando a fútbol y las únicas lesiones venían por el contacto físico, ya que la forma de entrenar era genial y me sentía muy bien. En vacaciones hubo un pequeño parón y con la vuelta me he sentido mucho mejor. Hago ejercicio semanalmente, me alimento mejor y sé decir no a muchas tentaciones. Esto requiere de un trabajo mental y para ello la meditación y la escritura son parte fundamental. Al final es un pez que se muerde la cola, cuando más fuerte eres mentalmente, mejor puedes cuidar tu cuerpo y al ver que te sientes mejor fortaleces tu mente.

La voluntad

En el año anterior, la voluntad vino en forma de lectura, un hábito que sigo manteniendo y mejorando. Este año podría decirse que la voluntad se ha presentado en forma de intuición, es decir, saber escuchar más a mi cuerpo y hacer caso a pequeñas sensaciones que me invadían por dentro. La naturaleza es sabia, tu cuerpo también y si logras llegar al equilibrio entre lo que piensas y lo que sientes tienes mucho terreno ganado.

Esperemos que este año vaya igual de bien y poder observar los progresos al año que viene. La cuestión es ser constante e ir día a día. Y es cuando escribes este tipo de posts, cuando te das cuenta de todo lo conseguido.

Foto: Bill Campbell