El cuerpo tiene 4 dimensiones, la física, la intelectual, la emocional y la espiritual. Es algo que tiene mucho sentido y que si trabajas en cada una de ellas te das cuenta de que es así. Isra García hace bastante hincapié en ello y a mí me ha llegado este mensaje.
Pero a grandes rasgos podemos decir que 3 de las dimensiones tienen que ver con la mente y la otra con el cuerpo. Además, el cuerpo es como el campamento base, ya que a partir de él podemos trabajar las otras.

Es difícil saber cuál de los dos tiene mayor importancia. Aunque una pregunta interesante sería saber con cuál de las dos nos quedaríamos si tuviéramos que elegir. Muchas veces pienso en las personas ancianas, donde hay algunas que pierden la cabeza pero están muy bien físicamente, mientras que otras es al revés, están muy cabales, pero el cuerpo no les responde.

Está claro que ambas partes son importantes y se complementan a la perfección. Fruto de ello nace la vida, no es por ponerme filosófico ni místico, pero cuando está conexión existe de forma correcta, es cuando la vida se disfruta de verdad. Por eso hemos de saber sacar el máximo provecho a cada una de ellas, para que nuestra vida sea lo más placentera y plena posible. En el equilibrio de ambas partes se encuentra un estado de felicidad que poca gente consigue alcanzar.

En el anterior post hablo sobre dos filosofías que nos ayudarán a profundizar en cada uno de estos campos. Sino los conoces no te preocupes que en futuras entradas escribiré al respecto.
¿Que parte trabajas más? ¿Conocías las 4 dimensiones? ¿Cuáles consideras más importantes?

Foto: Samkale Bellacrux