Existen miles de situaciones en las que menos es más. La cuestión es ser consciente de ello y no hacer por hacer, ya que es aquí donde la frase no cumple su cometido. Si entendemos la naturaleza de nuestros actos y buscamos las soluciones correctas, nos daremos cuenta que haciendo menos obtenemos más. A continuación una serie de supuestos donde se cumple esta máxima, algunos son obvios, pero otros te harán reflexionar.

  • Cuanto menos piensas, mejor salen las cosas
  • Menos preocupaciones, más alegrías
  • Cuanto menos corres, más rápido llegas
  • Menos dichos, más hechos
  • Cuanto menos duermes, más vives
  • Menos fumar, más vida
  • Cuanto menos hablas, más escuchas
  • Menos pensar, más actuar
  • Menos palabras, más concreción

La ley de Pareto se basa en esta máxima, donde el 80% de las consecuencias han de ser obra del 20% de la causa, este es un ejemplo claro donde se ve que menos es más. Y sobretodo, uno de mis objetivos es cumplir esta frase donde utilizando menos tiempo, obtenga más resultados. Esta suele ser una meta común, conseguir más haciendo menos, aunque esta afirmación hay que cogerla con pinzas, no se trata de la ley del mínimo esfuerzo, sino de ser lo más eficiente posible.

¿Cumples esta norma? ¿Crees que menos es más? ¿Tienes otros ejemplos?

Foto: CAPITAN BANZA