Para las entradas de hace una año, primero me apoyaba en una cita para reflexionar sobre los prejuicios, mientras que en la segunda hablaba sobre mi experiencia en otra carrera de montaña y que aprendí gracias a ella.

El monje y el hábito

Si pinchas en el título puedes volver a leer el post al completo y conocer la cita de la que hablo. El tema que trato son los prejuicios y como las personas nos basamos en el aspecto de una persona para catalogarla sin apenas conocerla. Lo importante es que cada uno se vista por dentro a si mismo y a partir de ahí pueda valorar las vestimentas del resto. No hemos de dejarnos llevar por la primera impresión y mucho menos por la ropa que lleva, este tipo de actuación lo único que hace es que tengamos un primer contacto equivocado.

Trail Fira Tots Sants

Esta prueba formó parte de la preparación para el Trail Solidari de 55km, en principio no tenía pensado correrla, pero me alegro de haberla hecho. Una carrera donde compites y exiges a tu cuerpo un poco más de lo que estas acostumbrado en los entrenamientos. Además he aprendido mucho gracias a ella, porque me he dado cuento de pequeños aspectos a tener en cuenta para futuras carreras de similar relieve. Si pinchas en el título podrás conocer un poco más las conclusiones que pude sacar tras estos duros 21km.

La verdad es que son dos entradas que poco tienen que ver una con la otra. Aúnque si las comparamos, podríamos decir que en este tipo de pruebas ves a mucha gente muy preparada, sobretodo en el tema de ropa, zapatillas y complementos, pero a la hora de la verdad hay otra gente, que no necesita tanta indumentaria y obtiene mejores resultados. Esta comparación puede verse en cualquier ámbito diario. La procesión va por dentro y más ahora que estamos en época de Semana Santa. No eres tanto lo que aparentas sino lo que eres, así que lo importante es cultivarse por dentro para sacar el potencial que llevamos.