Todas aquellas experiencias vividas, son las que nos han forjado como somos ahora. Mucha gente quiere obviar el pasado y es comprensible, hay momentos que todos queremos olvidar, porque la sensación que nos dejó o las emociones que sentimos no son de nuestro agrado. Pero hay una parte positiva y es que estas situaciones son una pequeña parte de nosotros, aunque no queramos verlo.

Aprende

De todo se aprende en esta vida y ver con perspectiva nuestros actos y cual ha sido el camino que hemos recorrido, nos hace darnos cuenta de innumerables fallos que nos ayudan para no volver a repetirlos en el presente. El problema radica en que las personas no solemos ser conscientes de las pequeñas dosis de aprendizaje que nos deja el ayer. Cuando tendemos a recordar, lo hacemos para revivir momentos, contar su propia vivencia y dejamos aun lado lo que de verdad importa, que es la esencia del momento y el saber porque este ha quedado retenido en nuestra memoria. Es aquí donde se encuentra el verdadero conocimiento, si somos capaces de descubrir estos aspectos, disfrutaremos más del presente, ya que cada situación la viviremos de manera diferente.

Prensado

Recuerda esta palabra, se trata de un concepto en el que trato de unir dos términos, aprender y pasado. Toda nuestra memoria ha de servir para que hagamos un filtro y prensemos todo aquel conocimiento que podemos extraer de ella. Pero lo más importante es aprender de lo vivido, esta es la única forma en la que podemos dejar constancia de que somos conscientes de nuestros actos. En un primer momento disfrutamos del presente viviendo el ahora, pero a la vez hemos de ser capaces de encontrar un instante para reflexionar sobre lo sucedido y sacar el jugo que nos ofrece. Las personas no somos conscientes de la cantidad de enseñanzas que dejamos pasar en todos aquellos momentos que vivimos.

Así que lo principal es disfrutar de lo que sucede ahora, sin embargo, si queremos que la próxima vez esta vivencia sea más intensa, hemos de hacer un poco de perspectiva y analizar que nos ha aportado lo vivido, para que la próxima vez seamos aún más conscientes de todas las bondades que nos ofrece la actualidad. Así que aprende de todo lo pasado que has prensado.

Foto: vitor martins