La diferencia entre conceptos que solemos confundir fue la tónica que utilice para la realización de los posts de hace un año. Primero diferencio entre emoción y sentimiento. Y en la siguiente entrada hablo sobre la sensación y la percepción.

Emoción y sentimiento

Dos conceptos que solemos confundir, pero sobretodo la duda viene a la hora de la utilización de los verbos. Pinchando en el título puedes conocer ambas definiciones, además hay un enlace donde verás una explicación muy clara sobre sus diferencias. Lo más importante es que la emoción es más corta y siempre viene como consecuencia de algo externo. Mientras que el sentimiento es algo más duradero, que se forma a partir de las emociones y que nace de nosotros mismos. Aunque la complicación radica en los verbos, ya que nos emocionamos pocas veces, pero sentimos mucho. Es aquí donde empiezan las dudas.

Sensación vs Percepción

Estas dos palabras acompañan a las anteriores. La sensación y el sentimiento van unidos porque comparten el mismo verbo, pero la diferencia es que los sentidos son los encargados de que tengamos sensaciones. La cosa se complica cuando entra en escena la percepción. Si pinchas en el título puedes volver a leer toda la explicación donde todo está mucho más claro. Sin embargo, hay que dejar claro que la sensación es un estímulo objetivo, ya que la gente suele responder ante ciertos estímulos, pero la percepción ya es más subjetivo ya que implica al cerebro. Aquí entra en juego la educación y conocimientos ya adquiridos que harán que ante el mismo estímulo la gente no lo perciba de la misma forma.

Cuatro conceptos que vale la pena aclarar, para que la próxima vez que los usemos lo hagamos de forma correcta. Aunque lo que más me ha llamado la atención ha sido el hecho de darme cuenta de que utilizamos muy poco el verbo emocionar. Y para mi esto significa que no vivimos el momento como deberíamos, ya que dejamos pasar pequeños estímulos que duran un breve instante.