En la vida, llega un momento en el que tropiezas con gente muy diferente a ti. En otras ocasiones, eres tu el que busca ese acercamiento con personas con las que compartes afinidad en algún tema. Pero hay un encuentro, que más tarde que pronto, es recomendable que tengas, es una personas que esta muy cerca de ti, pero que no la conoces como debieras. ¿Sabes de quien estoy hablando?

Tu sombra

Acabo de leer el libro Encuentro con la sombra, puede parecer un libro un poco místico y que nos de un poco de pereza leer. Sin embargo, si te interesa el tema del autoconocimiento te recomiendo que le eches un vistazo. Esta entrada viene como acompañamiento de la anterior, donde hablaba del bien y del mal. En el libro se dice lo siguiente:

La doctrina de la privatio boni, la idea de que el mal no es más que la ausencia de bien

Esta frase corrobora la cita sobre la que reflexione, es decir, el bien debe actuar sino el mal campa a sus anchas. Pero este no es el tema principal del libro.

Esta obra es un compendio de varios ensayos, escritos y reflexiones de otros autores sobre la sombra, esa persona que supuestamente tenemos en nuestro interior y que alberga aquellos sentimientos peyorativos, que por lo que sea, no queremos que se conozcan. Hay ocasiones en la que no la queremos mostrar, la maniatamos dentro de nosotros y no la dejamos expresarse, a pesar de que sentimos que debería ser así. También hay mucha gente que no es consciente de ella y que si la conociera se sorprendería de la cantidad de enseñanzas que nos harían mejorar como personas.

Bien y mal

Ya dije que esta diferencia es muy relativa, pero en el libro tratan de explicar que no importa de que valor sean las cosas, simplemente hay que respetarlas, ceñirse a ellas e intentar que no nos afecten. Es una tarea bastante complicada, pero tenemos que entender que no depende de nosotros si algo es negativo o positivo, cada acción ya viene predeterminada y lo único que podemos hacer es aceptarla tal y como es. No podemos pretender que todo sea bueno, ya que existen los dos caras de una misma moneda y esta puede decantarse por uno de los lados. De esta forma lo mejor es conocer las dos opciones lo mejor posible y gracias al tener conocimiento de ellas cuando hagan acto de presencia sabremos como actuar.

Por ello es bueno que concretemos un pequeño encuentro con nosotros mismos y que empecemos a conocer nuestra propia sombra. Al principio puede costarnos un poco, pero poco a poco nos daremos cuenta de que es compañero más en nuestro viaje y que cuando antes lo aceptemos, mejor reaccionaremos cuando este se haga presente, ya que ten por seguro que aparecerá en las situaciones que menos te lo esperes.

Foto: Santi