Durante la semana de hace un año hubo un tema que fue el protagonista en ambos posts. La temática estaba relacionada con el hecho de ocupar el escalón más alto cuando se trata de responsabilidades. En esta situación aparecen varios verbos a la palestra, en el primer post hablaba sobre la diferencia entre mandar y demandar. Mientras que en el segundo hacia una pequeña recopilación de palabras que has de tener en cuenta a la hora de liderar.

Mandar o demandar

Recomiendo que pinches en el título para volver a leer la entrada y tener clara la diferencia entre ambos términos. Cuando has de dirigir un equipo estos verbos son muy citados, pero no es lo mismo mandar que demandar, no hay que confundirlos ya que hay pequeños matices que los distinguen. A grosso modo, la diferencia principal es que el primero parece una imposición, mientras que el segundo es más una petición.

Conceptos para liderar

Esta claro que siempre que hay un líder, hay una serie de personas que le siguen. Se forma un equipo y como tal ambas partes han de tener muy claro sus papeles para que la meta que persiguen conjuntamente llegue a buen puerto. El que lidera ha de saber hacerlo de la mejor forma posible, utilizando las herramientas correctas para cada momento. Por su parte, los que han de obedecer, han de saber acatar ordenes, ya que no todo el mundo esta preparado para ello. Además de esta distinción, si pinchas en el título puedes conocer más términos que forman parte de este ámbito y que son igual de importantes para que todo vaya bien.

Ambas entradas hablan de un tema que vivimos día a día, ya que en cualquier entorno de nuestra vida nos encontramos con gente que esta por encima o por debajo nuestra. Es decir, siempre hay alguien que tiene la responsabilidad de dar las ordenes y otros de acatarlas. Así que no importa en el bando en el que estes, lo importante es ser consciente de lo que comporta cada papel y de esta forma actuar de la mejor forma.