Continuo hablando sobre la experiencia en los posts de hace un año. Es la segunda semana seguida que hablo sobre el tema, pero en esta ocasión lo hice desde otro ángulo. En la primera entrada doy a conocer a dos personas que ofrecen sus experiencias en vivo y podemos seguir sus pasos día a día. Y en el segundo post hablo sobre como aprovechar la experiencia de otros para poder progresar, el título da que pensar, pero no es lo que parece.

2 Experiencias en vivo

La vida está llena de cambios y las dos personas de las que hablo en este post, han cambiado de empleo y no están tan cerca como querría. Pero aún así dejaron una huella en mi, además, ya escribí sobre ellos en otra ocasión. Lo que pasa es que a parte me sirvieron de ejemplo para dar a conocer como mostrar la experiencia que vivimos y hacerlo en directo por si hay gente que quiere seguirnos. Pincha sobre el título para conocer un poco más a fondo cual es el contenido que ofrecen. Si te gusta la fotografía o la tipografía , te recomiendo que eches un vistazo.

Experiencias robadas

No se trata tanto de robar, ya que lo que experimenta cada uno en sus carnes deja una impronta que no puede ser explicada con palabras, hay que vivirlo para sentirlo. La cuestión es intentar fijarse en otros que van por delante y si hace falta, copiarlos, ya que esta es una buena forma de generar nuevas ideas. Podemos aprender mucho de las experiencias de terceros, pero sólo cuando somos los protagonistas es cuando realmente podemos sacar todo el jugo. Un ejemplo claro es un viaje, podemos visitar los mismos lugares, hacernos las mismas fotos, pero lo que cada persona siente es diferente. Es aquí donde radica la importancia de vivir experiencias propias y no importa si otros ya han pasado por ellas. Si pinchas en el título puedes conocer dos experiencias que me gustaría copiar.

La experiencia es un grado y es lo que realmente nos hace crecer en la vida. Podemos leer todos los libros que queramos, adquirir el conocimiento de terceros, sin embargo, sólo cuando nosotros somos partícipes de diferentes acciones, hacemos que nuestro cuerpo interiorice verdaderamente la experiencia. Así que arriba te dejo ejemplos para que tengas una ligera idea de por donde ir, pero lo importante es lanzarse a la acción.