No se trata tanto de robar, sino de copiar. El título es imposible de realizar ya que la experiencia de cada uno no se puede suplantar. Aunque haya muchas personas que tengan la misma vivencia, el sentimiento de cada uno será diferente.

En la sociedad actual estamos sobresaturados de estímulos de información y dentro de nuestra cabeza afloran miles de ideas, donde las únicas que importan son las que ponemos en marcha. Lo curioso es que sólo pasamos a la acción cuando vemos que alguien de nuestro círculo cercano ha hecho algo. Todos hemos soñado alguna vez con dar la vuelta al mundo, pero es algo que lo vemos muy lejano. Sin embargo, cuando conocemos a alguien de nuestro entorno que ha hecho posible este sueño, es cuando verdaderamente nos planteamos poder realizarlo.

Experiencias copiadas

Ya hable en otro post de copiar a los mejores, si puedes, intenta ser el primero en algo, dale vueltas al coco para conseguir esta meta. Aunque ya te aviso de que es complicado llegar de la nada y convertirte en el pionero, por ello es mejor adentrarte poco a poco en la temática que te interesa, ver lo que están haciendo otros, copiar y vivir en tus carnes esas experiencias que otros están viviendo. A partir de aquí verás como afloran las ideas y es posible que surjan proyectos originales.

En mi caso, sigo a mucha gente, me gusta leer, observar y analizar lo que hacen otras personas y todo ello hace que te contamines de sus actos. En un primer momento no tienes la intención de copiarles, pero sin querer has interiorizado muchos aspectos que predican estos individuos y al final tus acciones tienen un poco de ellos. Tengo claro que quiero copiar algunas experiencias que otra gente esta realizando, porque desde fuera se observa como esos actos han tenido consecuencias muy positivas en ellos.

Quiero copiar

Hace ya un tiempo que hay proyectos y experimentos de terceros que me agradan, así que voy a dejar constancia de algunos que me gustaría probar. De Isra Garcia, copiaría el sistema que tiene de hacer de experimentos, donde utiliza 20 días para observar que le aporta una serie de acciones que realiza regularmente. No se trata de copiar tal cual, a rajatabla, lo que él ha hecho, aunque sinceramente hay algunos que llaman mucho la atención y creo que aprendería mucho de ellos. Otro proyecto que copiaría y que no es patrimonio de nadie, es él que comente en el post anterior, donde Sergio Polonio hace una foto diaria y la publica en Instagram, proyecto365. He observado que Instagram es una buena plataforma para darse a conocer, lo que pasa es que dudo entre que tipo de imagen ofrecer al mundo, barajo tres ideas, la primera sería una foto junto a una cita inventada por mi, la segunda sería intentar hacer una foto con una persona diferente y la tercera sería un mix, donde no importa tanto la temática, sino el hecho de lograr publicar durante un año una foto al día.

Vive tu propia experiencia y no te preocupes en si se parece a la de otros, suele ser lo normal. Lo importante es que la disfrutes y que aprendas de ella.

Foto: Susana Cayón