Ejercitar nuestros músculos es primordial para mantenernos en forma. Salir a correr, ir en bici, practicar algún deporte, ir caminando a los sitios, subir por las escaleras… La cuestión es hacer algo y poner en movimiento nuestro cuerpo. Sin embargo, no hemos de olvidar que el cerebro es un músculo más y como tal tenemos que ejercitarlo.

Flexión

La flexión es consecuencia de la contracción de uno o más músculos flexores. Esto lo tenemos muy interiorizado cuando hablamos de deporte físico. Nos damos cuenta que la constancia y el esfuerzo hace que mejoremos día a día. Esto es lo que más le cuesta a la gente y como en la vida, todo pasa por dar el primer paso, luego hay que mantenerse y con el tiempo seremos conscientes de los progresos que vamos alcanzando.

Reflexión

Pensamiento o consideración de algo con atención y detenimiento para estudiarlo o comprenderlo bien. En el caso del cerebro, en vez de flexionar, lo que hacemos es reflexionar. Este es un pequeño ejercicio del cual no somos muy conscientes lo que pasa en nuestro interior. Al principio cuesta darle al coco, pero luego vamos siendo más dinámicos en esta tarea. La creación de ideas, la comprensión de problemas, la búsqueda de diferentes soluciones, todas estas acciones se hacen de forma más cómoda gracias al entrenamiento de nuestro cerebro.

Existen miles de ejercicios para que el cerebro funcione más eficientemente, pero nos hemos de poner manos a la obra para que así sea. Este blog se basa en reflexiones y nunca había hablado sobre ellas como tal. Aquí puedes encontrar muchos temas sobre los que recapacitar y de esta forma ejercitar tu mente. Al final se trata de poner el foco en una tarea, en este caso es pensar en un tema concreto para sacar conclusiones. Dependiendo del tiempo que dediques podrás sacar mejores ideas, lo que esta claro es que la práctica te hará mejorar y tu cerebro cada vez será más ágil.

¿Ejercitas mucho tu cerebro? ¿Que métodos utilizas?

Foto: Azael Torres