En cada estilo musical siempre hay alguien que hace las cosas un poco diferente al resto. Este es el caso de Elphomega, un rapero que sigo desde hace tiempo, que destaca por su originalidad y por dar un toque especial en cada canción que participa, ya sea por su letra, por sus bases o por ese punto extra que añade a cada track. Quiero dejar una de esas canciones con un mensaje claro y con la que te puedes sentir identificado.

Historia de mi voz en off,
pegada a mi, incondicional, inasequible al desaliento, sabe mas de mi que yo,
no se si tomarla como un privilegio, o una maldicion esta condicion, pero la oigo,
nunca entablare un dialogo,
tiene asumida su faceta de mero narrador y no consigo hacerselo entender a nadie,
y quiero cuando me sorprenden mirando al cielo con desconsuelo y gesto raro,
me siento igual que Kevin Arnold con un superoido inquieto,
en ocasiones pa no escucharla grito por dentro y hago un vacio.

Las primeras veces era un eco, hasta los trece,
entonces empezé a oirla, con mas presencia,
en situaciones de adolescencia, en confianza,
checkea esta confidencia, es sincera,
te explicare como es, mira,
yo hablaba con alguien y la voz decia que esa era la ultima vez que lo veria,
justo ese dia, ¿quién lo sabia?,
pero ocurria, paso con todos mis amigos de la infancia,
ponia a prueba mi tolerancia, sentia impotencia,
aspectos que para mi eran inciertos aun,
se convertian en mierda melancolica como los muelles de Goon,
tambien es comun que resalte momentos intrascendentes,
segun su lente los recordare mas importante de como los veo en el presente,
en este instante, hey no se si me entiendes
o si me explico sobre este sinte,
mi mensaje es frustante y esquivo,
oir mi voz hablarme años en adelante mientras los vivo

[Estribillo]
Oigo voces sin parar,
la suerte escrita está,
el futuro es tu destino,
solo existe una camino,
nada se puede cambiar,
lo que es siempre será,
sin remedio hay que escuchar
esa voz que te sigue donde vas, siempre detrás.

Especialistas en dirigir la certeza de lo inevitable,
no quiero decir que sea facil acostumbrarse a escucharse como un dictamen,
lapidarios presagio de los dias venideros,
te juro que intente torcer el rumbo de algunos acontecimientos, pero fue inutil,
imagina mi desconcierto,
llegue a pensar en teorias de una fuerza superior y sus manejos,
me adelantaba situaciones en actos reflejos, mostradas como un espejo,
aunque estaban lejos de ser, lejos de poder ver yo eso,
esa voz me cargaba como un peso,
direis que soy negativo,
aprendi a temer mi destino,
inmutable e irreversible desde un principio,
soy testigo de mi futuro radiado,
con ese tono de añoranza que solo dan los años,
se a los sitios que nunca mas volvere,
gente que no vere, y que olvidare,
que pensare y donde estare,
yo me siento explorador del tiempo como Dan Dare,
la maldicion de quien no quiere saber pero sabe,
se que suena a algo escrito por Charlie Kauffman, pero es grave,
es la historia de mi voz en off, tu no lo puedes entender

(Estribillo)

Escucha la CANCIÓN. Leerla sin música ya es interesante, pero con ella gana el doble. En el próximo post reflexionaremos sobre lo que dice. De momento te dejo que recapacites sobre ella a ver si te dice algo.

Foto: Pez Magazine