El interés fue la palabra clave en los posts de hace un año. En el primero me concentro en reflexionar sobre las personas desinteresadas, mientras que en el segundo hablo sobre las diferentes acepciones de la palabra interés. Pincha en cada uno de los títulos si quieres volver a leer la entrada al completo.

Gente desinteresada con interés

Hay que conocer bien las diferentes acepciones de la palabra interés para saber realmente de lo que hablamos, esto podrás verlo en la siguiente entrada. Hay gente que no se mueve por intereses pero que cuando se pone manos a la obra, pone todo el interés que posee. Al final se trata de saber el porqué hacemos lo que hacemos. Muchas veces nos movemos por conseguir algo, mientras que en otra es simplemente la pasión y nuestra forma de ser espontánea lo que nos hace pasar a la acción. Ser consciente de esta diferencia es esencial para conocernos un poco más y saber que es realmente aquello que nos mueve.

Interésate por el interés

En esta entrada hablo sobre la palabra interés y sus diferentes acepciones. Hay gente que se mueve por interés, otros son interesados, otros ponen mucho interés en lo que hacen. En cada una de las frases anteriores podemos ver como el significado es un poco diferente. Por ello es bueno conocer la definición completa para utilizar la palabra de forma correcta sin que lleve a engaño. Dependiendo del uso que escojamos, dirá mucho de nuestra forma de ser. Así que cada uno decide cual es el interés que le mueve.

Es un tema un poco complicado ya que la misma palabra puede tener connotaciones positivas o negativas. Es un concepto que no debe ser malinterpretado, ya que de la misma forma puede ser tan bueno como malo. Por todo ello lo mejor es el conocimiento y su buen uso.