El rap es el hilo conductor para las entradas de hace un año. En la primera hablo del lanzamiento del nuevo disco de Kase-O, donde hago mi pequeña valoración. Para el segundo post, utilizo una de las frases más famosas de Violadores del Verso y a partir de ahí reflexionar sobre la calidad.

El círculo. Kase-O

Uno de los discos más esperados por todos los adeptos al rap. Para muchos el mejor rapero de siempre que se atrevía con su primer disco en solitario y con el que no deja indiferente a nadie. Te recomiendo que pinches en el título y leas la entrada de hace una año. Pero a grandes rasgos decir que no sólo se trata de un disco de música rap, sino que ha de ser valorado como merece. En primer lugar porque es su primer disco y a partir de aquí se podría hacer una tesis sobre esta obra, ya que el nombre del disco, la forma de lanzarlo, la carátula, las letras, los ritmos, el orden de las canciones. Todo esta medido al milímetro y no deja nada al azar, es un disco 10. Sólo puedo recomendar que lo escuches.

Calidad como cualidad

Esta es una de las frases que más me viene a la mente en mi día a día. Está extraída de la canción “Atrás” y Lírico es el encargado de recitarla. La verdad es que podría ser una máxima a tener en cuenta en cada acción que realicemos. Vuelve a recordad la reflexión de hace un año pinchando en el título. La calidad es un adjetivo que diferencia y categoriza muy bien cualquier acción, servicio u objeto. Y creo que intentar que este sea uno de nuestros objetivos en cada cosa que hacemos nos hará progresar día a día. Podría ser un perfecto mantra. En la entrada también reflexiono sobre la riña que mantiene la calidad con la cantidad y como existe un caso en que ambas van cogidas de la mano.

La calidad del rap del disco “El círculo” de Kase-O es incuestionable. Con esta frase uno ambos posts, por cierto, muy recomendables.