Las entradas de hace un año tienen que ver con tres verbos que intento practicar en mi día a día. En el primero reflexiono de estos verbos gracias a una cita de Sir Francis Bacon, mientras que en el segundo pongo en práctica la escritura, gracias a las cartas personalizadas.

Leer, conversar, escribir

Tres verbos que nos aportan mucho y que la gente no es consciente de sacarles todo el jugo que tienen. Leer y conversar es algo que todos hacemos, pero creo que solemos hablar de cosas banales y la lectura es gracias al smartphone, sobretodo al whatsapp y a los blogs. Aunque son dos verbos que deberían utilizarse para adquirir conocimiento y no simplemente por el hecho de pasar el tiempo. A parte esta la escritura, de la misma forma, es una acción que hacemos a diario para mandar mensajes y mails. Sin embargo, no somos conscientes del poder que tiene escribir nuestros pensamientos. Pinchando en el título doy algunas pistas sobre como intentar aprovechar al máximo estos tres verbos.

Cartas personalizadas

Este post me sirvió como motivación para completar una acción que tenía ganas de realizar hace tiempo. Ya tenía el hábito de escribir dos veces a la semana, pero quería más y además, el hecho de liberar mi mente de pensamientos que estaban estancados desde hace tiempo. Muchas de las personas que conozco han sido destinatarios de mis cartas, familiares, compañeros de trabajo y amigos. Una práctica que me ha servido de mucho. En el post hablo un poco más sobre el porqué hacerlo y cuales son las conclusiones que quiero sacar. Esta pendiente una entrada donde poner los resultados.

Dos entradas que van unidas, en el primero hablo sobre los tres verbos en general y en el otro me pongo la tarea de poner en práctica la escritura de mis pensamientos. De esta forma me abro un poco más a la gente de mi alrededor mostrándole mis pensamientos sobre ellos. Así que sólo puedo decir que leas, converses y escribas, pero siempre con una finalidad concreta.