Mirar con perspectiva lo sucedido en un espacio considerable de tiempo es de suma importancia si lo que pretendes es seguir mejorando. De esta forma echar la vista atrás y observar cuales han sido los logros durante los 365 días pasados es una buena forma de saber si hay que seguir por el mismo camino o cambiar e intentar otras posibilidades. Aunque, no hemos de olvidar la otra cara de la moneda y es que hay muchos propósitos que no se han conseguido. Este tema merece punto y a parte, ya que conocer el porqué, hace que nos conozcamos un poco más y de esta forma no volver a caer en los mismos errores.

Conseguido

He logrado mantener mi periodicidad a la hora de publicar, la constancia es un don y al final el hecho de llevar 5 años escribiendo, hace que la tarea sea más fácil. Sin embargo, no hemos de estancarnos ni confiarnos, seguir con el hábito es lo que marca la diferencia. Otro factor a destacar es el control del tiempo y el saber dar prioridad a las cosas que importan, sabiendo decir no a muchas situaciones que no aportaban nada. Soy más consciente de lo que pienso, digo y hago, además de conocer mucho más mi cuerpo. He probado pequeños experimentos, copiando la idea de Isra García y la verdad es que es una manera de profundizar más en nosotros mismos y saber que es lo que más nos conviene.

NO conseguido

Para mi esta parte es igual de importante que la anterior, ya que es la única forma de darnos cuenta en que hemos fallado para no alcanzar las metas propuestas. En lo que se refiere al blog he fallado en muchos aspectos, ya que no ha habido cambios significativos. Quería empezar a utilizar un proveedor de e-mail marketing, esta es una tarea pendiente que he de tachar cuanto antes, pero he procastinado. Dedicar más tiempo a que el blog pueda ser monetizado es otro trabajo pendiente y esto pasa por analizar mis contenidos, visitas en al web y todo tipo de datos que pueda ofrecerme analytics, labor que no he realizado. Y la verdad es que no tengo excusa, no lo he hecho y punto.

Al final todo lo no conseguido tiene que ver con el blog. La razón es obvia, me he acomodado y si doy algún paso es muy pequeño, pero como también es algo que hago por pasión pues no tengo ninguna obligación. Pero me alegro mucho de que todo lo conseguido tenga que ver con mi parte más personal y en lo referido al estilo de vida. Sé que este es el camino para seguir mejorando y estoy seguro que por proximidad al blog le llegará su hora de crecer.

Foto: kakie;