Piensa en todo aquello que tienes a tu alrededor y que lo disfrutas gracias a su comodidad. Esta es una característica que nos encanta ensalzar en los tiempos que corren, primero dejaré la definición de cómodo, para que tengamos claro a que me refiero:

Cosa (normalmente material) que hace la vida más fácil, facilita la estancia en un lugar o la realización de ciertas tareas. Que se hace, maneja, obtiene, lleva, etc., con agrado o facilidad y con poco esfuerzo, molestia o inconveniencia. Que proporciona comodidad, bienestar o descanso al cuerpo.

Ahora la gente vive muy ajetreada y cuando llega a casa lo que quiere es sentirse lo más cómoda posible, es decir, la ley del mínimo esfuerzo. Queremos que todo se haga de la forma más fácil y que apenas nos tengamos que esforzar para conseguir lo que queremos. Se supone que en el trabajo ya estamos poniendo todo nuestro ímpetu, incluso a veces ni eso, pero solemos buscar la comodidad. Somos una sociedad donde se premia, en la mayoría de casos, la consecución de objetivos, pero no tenemos en cuenta lo que nos ha costado llegar a ellos.

A la gente le cuesta esforzarse, pero sabemos que esto es uno de los principales ingredientes para conseguir el éxito. Hay una parte de la población que no le importa hacer las cosas, le gusta esmerarse en aquello que hace y aunque sea incómodo la tarea que realiza, el objetivo bien lo merece. Pero la gran mayoría opina diferente, si los resultados los podemos obtener sin tener que arrimar el hombro, haciendo lo mínimo, de la forma más cómoda posible, no importa tanto el resultado. Nos preocupamos mucho por el camino a recorrer para alcanzar nuestros propósitos y queremos que esta senda sea lo más liviana posible, sino es así, es probable que se abandone la labor, ya que esta requiere un trabajo extra que no estamos dispuestos a realizar.

Es por ello que aquello que nos incómoda suele ser la llave para el progreso, ya que nos hace salir de nuestra zona de confort, movernos de forma diferente, buscar alternativas. La mente tiene que encontrar nuevos caminos para solucionar estos problemas y el resultado de todo ello es la superación y crecimiento interno.

¿Te sientes cómodo en tu vida? ¿Haces labores incómodas? ¿En que porcentaje de comodidad  te mueves?

Foto: Myriams-Fotos