Los posts de la semana de hace un año eran una pequeña comparación sobre lo mejor. En el primero destacaba lo más positivo del pasado, mientras que en el segundo elogiaba cosas de ahora. Pincha en el título de cada uno de los párrafos para volver a leer las entradas al completo.

Lo mejor de antes

En esta entrada hablo sobre algunas situaciones que en el pasado se vivían en nuestro día a día. Pero con el paso del tiempo y debido a los cambios sucedidos se han ido perdiendo en el olvido. Aquí hago una pequeña búsqueda en el baúl de los recuerdos donde cito algunas de las cosas que hecho de menos, como los juegos en la calle, el menor número de competencia o los mercados localizados, por citar algunos. Seguro que cada uno tiene sus propios recuerdos, además de estos tres citó otros en la entrada. Si vuelves a leerla puedes tener un pequeño viaje de 20 años atrás o más.

Lo mejor de ahora

La tecnología es el factor más destacado y que más cambios nos ha traído. De esta forma, ahora disponemos de más tiempo o mejores comunicaciones, por citar dos de los puntos de lo que hablo en la entrada, si quieres descubrir los otros dos deberás volver a leer la entrada.

Ambas entradas se complementan muy bien, ya que lo que era bueno antes, puede no serlo ahora y viceversa. Dejamos atrás muchas cosas pero ganamos en otros ámbitos, es lo que tiene el progreso y el avance de la sociedad. Cada uno de nosotros añorará ciertos aspectos de antes y le daremos importancia a los de ahora. Y al revés, habrá gente que vea con buenos ojos dejar atrás situaciones, de la misma forma que no se adaptará perfectamente a la actualidad.