Cogemos las acciones que realizamos a diario y una balanza, en un lado ponemos aquellas en las que nos relacionamos con gente y al otro las que hacemos individualmente, lo más probable es que las primeras se lleven la palma. De las 24 horas del día, una gran parte del tiempo la pasamos relacionándonos con gente. A diferencia con las que hacemos en soledad, es que en estas no somos tan conscientes de ellas y son acciones más rutinarias. Por todo ello solemos recordar aquellos momentos en los que los demás son protagonistas junto a nosotros.

  • Reímos con los demás y también de los demás
  • Criticamos a los demás
  • Lloramos con los demás y nos hacen llorar
  • Conversamos con los demás
  • Nos divertimos con los demás
  • Jugamos con los demás
  • Analizamos a los demás
  • Vendemos a los demás
  • Compramos a los demás

En esta sociedad hiperconectada necesitamos de los demás para seguir avanzando, es imposible obviarlos, ya que a la mínima aparecen y su presencia es inevitable. Hay veces en las que podemos pensar que los demás están de más, pero suelen ser pocas, por ello es mejor tenerlos en cuenta, valorarlos como merecen e intentar aprovechar todo aquello que nos pueden aportar.

En mi caso necesito de los demás, porque a través del blog expreso mi mensaje para que llegue a la gente, sin ellos esto no tendría sentido. Ya lo he comentado muchas veces, pero el trabajo en equipo supera con creces al trabajo solitario. Pero esto no es una máxima y hay que saber buscar el equilibrio, ya que hay ocasiones en las que precisamos de la soledad para solventar problemas internos.

Vivimos en una sociedad donde la soledad es complicada de encontrar, sólo nosotros decidimos cuando estar con gente o sin ellos y dependiendo de nuestro objetivo decidiremos una opción u otra. Los demás no están de más, hay que aceptarlo, esta es la forma de vivir con mayor tranquilidad. Cuando te venga a la mente esta frase, recuerda todos los momentos en los que requerimos de los demás y verás como cambia un poco tu forma de pensar.

Foto: stern photography