Después de escribir en el anterior post sobre que son las vacaciones, ahora es momento de exponer mi propia opinión sobre lo que para mi son. Estoy muy de acuerdo en la definición que deje en ese post y la etimología de la palabra ha de seguirse a rajatabla para que las vacaciones sean aprovechadas de la mejor forma.

Despreocupación

La cuestión de no estar obligado a nada y de hacer sólo aquello que te apetezca es la mejor de las vacaciones. Al final no tener ninguna preocupación y simplemente ocupar el tiempo en las acciones que más deseas son lo más importante en este periodo. No tener que pensar en nada, comer, dormir, hacer cualquier cosa cuando te apetezca, lo que sea, donde sea. No preocuparse de nada ya significa descanso para tu mente. Las vacaciones sirven para reposar e intentar estar pendiente de las menos cosas posibles. El hecho de liberar tu mente creo que es lo más parecido a las vacaciones.

Mis vacaciones

Para disfrutar de tus mejores vacaciones simplemente has de cuestionarte lo siguiente. ¿Qué es lo que me apetece hacer? No importa la respuesta que te venga a la cabeza, si eres capaz de hacerlo en el acto te puedes considerar en vacaciones, ya que no hay nada ni nadie que te detenga a hacer aquello que deseas.

En mi caso, estas serían muchas acciones que intento realizar en mi periodo vacacional:

  • Levantarme a la hora que quiera, más bien temprano.
  • Hacer un poco de ejercicio, tanto físico como mental. Estiramientos, abdominales, correr, meditar.
  • Preparar el almuerzo y disfrutar de él.
  • Leer.
  • No hacer nada, es decir, estar en quietud, en calma.
  • No tener nada planificado
  • Realizar aquellas tareas que me vengan a la mente, dependiendo de lo que me apetezca.
  • Escribir.

Todo la lista anterior son acciones que podría realizar en soledad, pero una de las cosas que prefiero es el hecho de disfrutar de mi familia.

Cada uno se divierte en vacaciones como quiere, pero estaremos de acuerdo en que la despreocupación, el tener todo el tiempo para ti, los tuyos y hacer lo que más te apetece en cada momento, es esencial para que puedas saborear lo que verdaderamente son unas vacaciones.

Foto: Sandra Schmid