Seguro que no conoces a nadie que viva en soledad y que no se relacione con nadie. En el mundo que vivimos esto parece una utopía, siempre necesitamos la interacción con alguien para la realización de algunas de nuestras tareas cotidianas. Continuando con el post anterior, voy a contestar a las preguntas que lance y es que es obvio que no podemos vivir sin los demás, más pronto o más tarde harán acto de presencia o serás tu el que los necesite.

Respuestas

A todos nos agrada la palmadita en la espalda cuando hemos hecho el trabajo correctamente, además es algo que nos da un chute de motivación para seguir actuando de la misma forma.

Es complicado que nosotros nos auto-valoremos, por ello el apoyo de terceros nos ayuda. Además 4 ojos ven más que 2 y siempre es bueno contar con diferentes puntos de vista.

Muchas veces no valoramos la opinión de terceros, ya que simplemente buscamos lo que queremos escuchar y sino lo conseguimos hacemos oídos sordos, pero a veces hay opiniones dignas de ser escuchadas, por eso hemos de estar abiertos a todas las posibilidades.

Tenemos que saber lo que necesitamos de los demás y cuando lo necesitamos, a veces es bueno trabajar en soledad, sin embargo, llega un momento en el que necesitamos arrimar el hombro y relacionarnos para seguir progresando.

Las personas que nos rodean son un factor determinante para seguir creciendo, ya que auto-gestionar nuestro propio éxito es imposible, la notoriedad viene a raíz de las reacciones que generas en los demás y esta es una manera mucho más fácil de observar tus logros.

No hemos de ser egoístas y buscar a los demás cuando nosotros queramos o necesitamos, sino que hemos de ser conscientes de que nuestro entorno siempre esta ahí, la cuestión pasa por saber cuando acudir a ellos y cuando no. Y luego ya será momento de darle la importancia que merecen, cada uno de nosotros ha de saber medir la opinión de los demás, pero esto se adquiere con la experiencia.

Al final necesitamos de los demás, porque es muy complicado seguir profundizando en nosotros mismos, por lo que la búsqueda de la opinión de terceros se hace necesaria para no quedarnos estancados y poder seguir avanzando.

No obvies a los demás, dales la la importancia que merecen ya que vas a tener que acudir a ellos en alguna ocasión, así que es mejor conocerlos y tenerlos en cuenta para poder sacar provecho de sus reacciones, opiniones y cualquier cosa que nos puedan ofrecer.

Foto: sir.mehedi