Cualquier tipo de blog se nutre de aquello que escribimos, por lo que la mayoría de veces nos cegamos en esta tarea y dejamos de lado muchas otras que también deberíamos tener en cuenta.

Soy el primero que caí en esta trampa. Aunque cabe destacar varias etapas a lo largo del blog. Al principio el tema de escribir es más fácil, en lo referido a los temas que tratar, ya que al abanico de posibilidades es total. Luego llega una época en la que sientes que no tienes nada de lo que hablar, piensas que ya lo has dicho todo; es entonces cuando tu mente empieza a buscar otras formas de generar contenido. Tras esta etapa es cuando te das cuenta que no todo se basa en ponerse manos al teclado y escribir, sino que necesitas de más acciones que te hagan ser más productivo en este aspecto.

Acciones que te ayudan a escribir

Todas son extraídas fruto de la experiencia de escribir durante 5 años. Muchas de ellas no tienen que ver con la escritura, sin embargo, me he dado cuenta que me han ayudado mucho a la hora ser mucho más rápido a la hora de plasmar mis pensamientos en forma de entradas. Aquí te dejo una lista con acciones a tener en cuenta:

  • Comer bien
  • Descansar correctamente
  • Levantarse pronto
  • Meditar
  • Hacer ejercicio en la naturaleza
  • No pensar

Al final se trata de acciones que hacen que tu mente este más fresca cuando se ponga manos a la obra. No hay que forzar la maquina para sacar más resultados, a veces, hay que elegir el camino contrario. En este caso se trata de cuidar tu mente de la misma forma que haces con tu cuerpo. El cerebro es un músculo más y como tal necesita su tiempo de ejercicio, pero también el de descanso.

En la sociedad que vivimos no somos conscientes de como estresamos a nuestro cerebro con tareas intrascendentes, como estar atentos al móvil y tenerlo todo el día encima, ya sea jugando o mirando las redes sociales, por ejemplo. También cuando dedicamos nuestro tiempo a problemas sin importancia.

De esta forma si queremos escribir y mejorar en esta materia, además de ofrecer un contenido de calidad, hemos de tener muy claro que la quietud ha de entrar en nuestra vida. Saber cuando es momento de parar y cuidar nuestra mente, son dos aspectos fundamentales para que esta rinda cuando la necesitemos.

¿Tienes en cuenta estas acciones? ¿Añadirías alguna más?

Foto: Izabela Wasilewska