La felicidad suele ser asociada con el positivismo. Y creo que hay que tener clara la diferencia entre ambas. No siempre van unidas, ya que puedes ser feliz sin ser positivo y de la misma forma ser positivista no te traerá la felicidad. Es posible que si juntas ambos términos sea más fácil alcanzar la felicidad, pero creo que cada uno puede ir por su lado. La siguiente reflexión es un poco filosófica ya que surge a partir de la siguiente frase:

Pensar “positivamente” no te llevará al éxito

La cita que da título al post la saque del siguiente post, una lección de los estoicos de la web pijamasurf, por si quieres conocer la reflexión al completo. La cuestión es que al hablar en el anterior post sobre la felicidad, un amigo mío me respondió con esta entrada y he querido dar mi opinión sobre ella.

Respuesta filosófica

Lo primero a destacar es que se incluye otro término, el éxito. Cada uno tendrá si definición de éxito, pero para mi es ser feliz. Por lo tanto la frase de los estoicos, aplicando la lógica quedaría así: Pensar “positivamente” no te llevará a la felicidad. Sé que es un poco enrevesado, pero creo que la frase es cierta, ya que no es una condición sine qua non, es decir, no es necesario pensar “positivamente” para alcanzar la felicidad. Ya dije que la felicidad depende de cada uno y esto tiene que ver mucho con el estoicismo (estoy muy de acuerdo con esta filosofía y escribiré futuros posts sobre ella). Pero aceptando la frase a la que hago mención, los estoicos tienen toda la razón, ya que hemos de ser conscientes de que la vida no pasa por ser positivos, sino que lo importante es aceptar lo que pasa a nuestro alrededor y darle el valor que precisa. Es aquí donde cada uno de nosotros pone su granito de arena para que cada situación nos influya de una manera u otra.

¿Eres feliz? ¿Eres postivo?

Foto: El hombre superior