Una vez entras en el mundo de la paternidad, las dudas te van asaltando de forma constante. Al principio se refieren a una temática más concreta, pero a medida que crecen los niños, te vas preguntando más, hasta que puede ser que llegues a un punto donde te lo cuestiones todo.

A continuación dejo algunos de los interrogantes que han pasado por mi cabeza y otros que sé que van a llegar.

¿Por qué queremos tanto a nuestros hijos? ¿Por qué?

Aquí la respuesta es muy personal, pero al final siempre hay una contestación bastante consensuada, sin embargo, creo que no es tan profunda como debería serlo, se queda en un nivel muy superficial. Seguro que hemos escuchado frases como estas: “es que es parte de mi”,es sangre de mi sangre“… Pero creo que para responder a esta pregunta primero deberíamos resolver la cuestión de por qué hemos querido ser padres o tener un hijo. La verdad es que poco a poco, sin querer, te vas adentrando en preguntas más afiladas, que requieren de un tiempo de reflexión para contestarlas y poca gente se atreve a buscar respuestas más claras a estas cuestiones.

¿Porque le preguntamos todo a nuestros hijos?

Si no eres padre es complicado que entiendas esta cuestión. Aunque puedes fijarte en situaciones donde veas a los progenitores con sus hijos y enseguida te darás cuenta. Desde hace un tiempo lo estoy viviendo en mis carnes y lo bueno es que soy consciente de ello, sin embargo, no tengo respuesta al porqué lo hacemos. Cada vez que quiero que mi hijo haga algo, se lo pregunto esperando que me conteste lo que quiero, y como es normal muchas veces no responde lo que deseas. Es una situación bastante curiosa, ya que intentas no ordenar y por eso hacemos la pregunta, pero al final acabamos imponiendo nuestras resoluciones. Pocas veces preguntamos a nuestros hijos con la intención de que ellos decidan, sólo hemos de prestar un poco de atención para darnos cuenta de ello.

Estas son dos preguntas que si no eres padre, te vendrán bien conocer, ya que más pronto que tarde te asaltaran. Intenta dedicarles unos minutos y ya verás como puedes profundizar mucho en ellas y de esta forma conocerte un poco más.

Foto: Jonny …on and off