A veces no se si creer en las casualidades o que mi mente tiene un don especial para unir diferentes sucesos y que estos parezcan que van cogidos de la mano. Si te dejas llevar por la intuición, parece que tu vida fluye sin más, es decir, dejas que las cosas sucedan, las aceptas como tal. Lo que pasa es que cuando miro con perspectiva me surge la pregunta del principio ¿casualidad o paja mental?

El post de hoy es un posible ejemplo de una hecho que sucede sin más, pero que luego tiene unas consecuencias y da pie a otras acciones, que a la vez se ven salpicadas por otros acontecimientos que me encuentro en mi vida diaria.

Me encanta el rap, es algo que ya he comentado, durante este año muchos de los raperos de siempre están sacando disco nuevo, es el caso de Capaz con “20 golpes”, SFDK con “Redención” o Tote King con “Lebron”. Tras estar escuchando el disco de esté último en youtube, me salió relacionado una entrevista y la dejé, siempre da gusto escuchar a tipos como él. En ella le preguntaban por la recomendación de un libro y el contestaba “El día que Nietzsche lloró”. Yo sabía que el era amante de la filosofía y este libro citaba a uno de los pensadores contemporáneos que más ha influido, así que sin más me compre el libro. Una obra de 450 páginas, así que todavía estoy en su lectura, pero habla en forma de historia de esta persona, donde también aparece Freud y lo que me gusta es que te da a conocer sus reflexiones sin ser una obra filosófica al 100%. Por un lado me agrada el libro ya que coincido con los pensamientos y razonamientos de Friedrich, que así se llama y además aparece Freud que respalda la idea de la importancia de los sueños. Esto lo resalto porque yo desde hace tiempo escribo un diario de sueños para recordar lo que sucede en mi mundo onírico. Y para cerrar el círculo citaré a Ayax, un rapero de la nueva escuela que saco su disco el pasado día 20 de mayo. Ya hace tiempo que sigo a este chaval, ya que es un virtuoso con las palabras y destaca por su forma de hacer rimas y el flow que tiene. La cuestión es que una de sus canciones es “Nietszsche y Salomé”, dos de los personajes del libro que me estoy leyendo.

Es decir, puede ser casualidad, ¿o no? Pero parece ser que la vida quiere que conozca un poco más a esté filosofo, ya que en a penas dos meses ha aparecido en mi vida, primero al escuchar la entrevista de Tote, luego el hecho de comprarme el libro y por último que un nuevo rapero tenga una canción que tenga que ver tanto con la obra, me da que pensar que es alguien del que tengo que obtener más información. Ya me sucedió algo parecido con Frida Kahlo, pero esta situación curiosa la dejaré para otro post.

La cuestión es que a veces no somos conscientes de estas pequeñas, o grandes casualidades que nos ofrece la vida, a mi me lo parecen. Estamos tan cegados en nuestro día a día que dejamos escapar lo que para mi son situaciones especiales y que a lo mejor son señales para que sigamos aprendiendo. No es que crea en el destino, pero muchas veces, si nos dejamos llevar, en este caso por la intuición no somos nosotros mismos los que nos tenemos que preocupar por donde ir.