Esto es la primera duda que te asalta la mente cuando te enfrentas al teclado y la pantalla en blanco. Habrá gente que tenga muy claro lo que quiere comunicar y para ello se haya planificado los posts que tiene que escribir en un determinado periodo. Pero si eres de los que no, tampoco te preocupes.

La intuición te guía

En mi caso empece a escribir sobre aquello que me preocupaba y de muchos temas que hacia tiempo rondaban en mi cabeza de los cuales quería reflexionar. Si no tienes claro la temática de tu blog de forma específica no te estanques, pon las manos en el teclado y reflexiona sobre lo que te venga a la cabeza, poco a poco ya irás perfilando y especializándote. La parte positiva es que vas liberando tu mente de pensamientos y cada vez estás más lúcido a la hora de expresarte. Otro detalle a tener en cuenta y que te ayudará mucho en tus momentos de escasez de pensamientos es el anotar cualquier idea, frase, situación, noticia… cualquier cosa que pueda convertirse en una entrada. Para ello puedes contar con una pequeña libreta o utilizar cualquier aplicación móvil. La gente no tiene en cuenta este tipo de acciones, que al final son pequeños detalles que nos hacen mejorar, la cuestión es ser constante y con el tiempo seremos conscientes del progreso.

No importa lo planificado que tengas los posts, ni las temáticas sobre las que vayas a hablar. Ya lo he dicho en otras ocasiones, lo esencial es escribir, la práctica será nuestra mejor aliada y gracias a ella obtendremos la experiencia necesaria. Y si te viene a la mente la siguiente pregunta: ¿Y ahora qué escribo? No lo dudes, coge lo primero que tengas a mano y deja constancia de lo que pasa por tu cabeza, es la mejor elección a la que puedes optar. De esta manera la próxima vez que te encuentres ante la pantalla en blanco, sólo deberas consultar tu libreta de apuntes y ponerte a reflexionar sobre ello. Al final te darás cuenta de aquellos temas que más te apasionan, ya que son estos los que más tiempo divagan por tu mente y este será el momento de ir centrando tu blog en temas más concretos.

Foto: Sebastian Alvarez