Cartas personalizadas. La entrega

Cartas personalizadas. La entrega

5 enero, 2017 0 Por marcosedo
Ha llegado el momento de hacer entrega de las cartas personalizadas. Coincidiendo con la venida de los Reyes Magos muchos de nosotros escribimos nuestro mensaje para ellos, como hice en el anterior post. En esta ocasión habrá gente que reciba como regalo una carta en la que estarán plasmados algunos de mis pensamientos sobre ellos. En otra entrada ya comente cual era la idea de realizar esta pequeña acción. Cabe destacar que el hecho de haber escrito ese post me ha ayudado mucho para ponerme manos a la obra y realizar esta actividad. Así que recomiendo encarecidamente que plasmes tus objetivos en palabras, ya sea en papel o en virtual, esto te dará una pequeña fuerza para alcanzar la meta.
Con esta acción busco ver si se producen una serie de resultados, por lo que puede ser vista como un pequeño experimento. En primer lugar me interesa ver la reacción de la gente, habrá de todo tipo, algunos les dará igual, otros lo agradecerán, incluso puede haber consecuencias inesperadas, veremos que nos depara. Por otro lado y esto es más personal, se trata de vencer el miedo de expresar nuestros sentimientos, sin pensar en el que dirán o pensarán. Esto último es más beneficioso de lo que pensamos, lo que pasa es que no tenemos el suficiente valor de dar el primer paso, al igual que nos sucede en otras ocasiones.
Esta idea me corre por la cabeza desde hace mucho tiempo, por lo que cada 2 por 3 la tenía presente y no me dejaba centrarme en otros quehaceres. Así que me siento un poco liberado, por dos razones obvias, la primera haberme desprendido de estos pensamientos de forma individual, lo que hace que tu cabeza este más vacía. Y en segundo lugar haber hecho el esfuerzo de hacer entrega de cada una de las cartas a sus destinatarios, de esta forma el proyecto queda finalizado y otra vez el cerebro se siente un poco más libre.
Si tienes algún proyecto o idea entre manos, por simple que sea, no lo dudes, primero plasmalo y luego empieza con ello, verás como lo agradeces.