Coronavirus, aprendizaje y experiencia

Coronavirus, aprendizaje y experiencia

20 marzo, 2021 0 Por marcosedo

Hace ya más de un año que empezó la pandemia y como algo extraordinario que todavía no habíamos padecido en nuestras carnes, merecía su reflexión y por eso es el tema central de las entradas de la semana de hace un año. En la primera hablo sobre mi experiencia y en la segunda extraigo algunos aprendizajes de esta situación. Pincha en el título para volver a leer el post completo.

Coronavirus, la experiencia

Este pequeño virus ha logrado parar el mundo y zarandear la mente de las personas, ya que se trata de una situación nueva para todo el mundo, algo desconocido, por lo que tenemos que poner de nuestra parte para adaptarnos a esta nueva situación que se genera debido a la aparición del virus en la población. En este post cuanto mi experiencia, ya que de primera mano me toco vivirlo mientras disfrutaba de un viaje en Milán, donde el último día nos fuimos directos a la aeropuerto para volver cuanto antes a casa y no tener ningún problema. Ahora todo se ve con perspectiva, pero es curioso volver a leer la reflexión del año pasado, donde hablo del antes, el presente y el futuro de marzo de 2020. Pensábamos que nos sucedería nada en Europa después de ver a China, luego nos vimos afectados y con un estado de alarma donde la población tuvo que estar encerrada en sus casas y luego se presentaba un futuro incierto que aún estamos viviendo. Y aún sigue, por lo que lo único que podemos hacer es adaptarnos de la mejor forma posible.

Coronavirus, el aprendizaje

En esta entrada hago una pequeña lista sobre aquellos pensamientos y reflexiones que me llegaron a la mente mientras vivíamos confinados. Una experiencia nueva par ala mayoría de la población, donde de un día para otro cambio nuestro estilo de vida y nos tuvimos que adaptar de forma rápida a unos cambios que no teníamos en mente. De todo se puede aprender y el hecho de estar confinados nos hizo centrarnos un poco más en la debilidad del ser humano y de la incertidumbre de la vida. Algunos les sirvió para reflexionar, otros acabaron presos del miedo, pero independientemente, en el interior de sus mentes se produjo algo nuevo, ya que tuvieron que adaptarse a la nueva situación y esto trajo nuevas vivencias, circunstancias y experiencias, que quien supo aprovecharlas saco mucho valor de ellas. En mi caso aprendí y en la entrada dejo constancia de ello.

El coronavirus, uno de los personajes de la década de los 20, un virus que nos dio la bienvenida el 2020 y que todavía sigue entre nosotros. Un virus que ha venido para quedarse y que tendremos que aprender a convivir con él, pero lo que no se puede negar es que ha cambiado nuestra forma de vida y que nada volverá a ser como antes.