Cruza lo importante con lo urgente

Cruza lo importante con lo urgente

10 septiembre, 2015 0 Por marcosedo

Tras conocer en el anterior post, los conceptos importancia y urgencia, ahora vamos a ver que pasa cuando los cruzamos, ya que cualquier tarea puede ser catalogada dentro de cuatro grupos bien diferenciados. A continuación los posibles supuestos, que hará que cataloguemos nuestras acciones y con ello consigamos centrarnos en aquello verdaderamente relevante.

importante_urgente_cruzados

NO Importante – NO Urgente

Según el dibujo que pongo arriba, estas son las acciones que tendrías que olvidar, ya que ni importan, ni urgen, por lo que no has de malgastar el tiempo en ellas.

NO Importante – Urgente

Aquí es el único punto en el que estoy un poco desacuerdo, ya que has de contar con otras personas para la consecución de la acción. Puede que no sea importante para ti, pero si es urgente, por lo que la acción ha de realizarse, pero tu no has de emplear el tiempo en ello, por lo tanto la delegas y tu puedes centrarte en otras tareas.

Importante – NO Urgente

Cuando algo es importante has de tenerlo en mente para hacerlo cuanto antes, es mejor que no sea urgente, ya que con el paso del tiempo se volverá. Creo que has de intentar cubrir tu tiempo con este tipo de acciones, ya que por una parte son cosas que te convienen y que puedes realizar sin el estrés, ni agobio del tiempo. Para ello es primordial que te planifiques bien.

Importante – Urgente

Cuando te encuentras delante de una tarea con estas características, has de ponerte manos a la obra enseguida. Aunque sería recomendables que este tipo de acciones importantes, no llegaran a este nivel de urgencia, sin embargo, todos sabemos que existen imprevistos, pero a priori, es mejor que se queden en el punto anterior.

En mi opinión prefiero lo importante a lo urgente, ya que trabajar con prisas no es recomendable, además creo que el tema del tiempo puede ser controlado mediante la planificación y la anticipación, salvo que ocurran situaciones inesperadas.

Así que preocupate por encontrar lo que es verdaderamente importante para ti e intenta que no se convierta en urgente. Y si ocurre esto, estate preparado para cualquier imprevisto.

¿Cuantas acciones realizas de cada punto? ¿Realizas muchas tareas importantes? ¿Siempre trabajas dentro de la urgencia?