Despega como los patos, aterriza donde puedas

Despegar y aterrizar, dos verbos que me sirvieron como hilo principal de las entradas de hace un año. En la primera utilizaba a los patos com fuente de inspiración y que sirva de metáfora para el tema del lanzar proyectos. En el segundo post hablo sobre el aterrizaje, ya que tras el vuelo, alcanzar tierra firme es la meta, por lo que hemos de tener muy claro todo lo relacionado con esta acción.

Despegue de los patos

Es curioso observar como los patos alzan el vuelo desde el agua, la metáfora completa puedes encontrarla pinchando en el título. Cuando tratamos de lanzar cualquier proyecto, el momento del despegue es el más complicado, por ello hay que observar e imitar a los patos, ya que a pesar de estar dentro del agua, son capaces de elevarse. Cada situación tiene sus pros y contras, pero hemos de evitar los obstáculos que se nos presentan si queremos alcanzar nuestras metas.

Aterriza donde y como puedas

Una vez te encuentras en el aire, has de saber que no puedes estar por largo tiempo en las alturas, es decir, has de tener un plan trazado y saber donde esta tu destino. Además es aconsejable tener un plan B, en caso de que tengas que aterrizar antes de hora. Saber el lugar donde quieres llegar y como lo vas a conseguir es de suma importancia para tener éxito en aquello que te propones, pero sobretodo eliminar una serie de problemas que de antemano ya tendrás previstos. Vuelve a leer la entrada completa pinchando en el título.
pha_despegue_aterrizajeYa lo dicen “todo lo que sube baja”. Y los dos momentos cruciales son el despegue y el aterrizaje, en ambas ocasiones has de estar preparado para ello. No olvides tener claras estas premisas que serán de vital importancia para que el viaje sea lo más cómodo y simple posible.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.