Día del libro y sus coincidencias

El pasado 23, como todos los años, se celebra el día del libro, lo que pasa es que en Alcoy el patrón del pueblo es Sant Jordi y nos volcamos más en el tema de las fiestas de Moros y Cristianos que en fomentar la lectura en un día tan señalado. Es por ello que no lo tuve en cuenta, pero sin querer escribí sobre los últimos libros leídos, así que dejé mi pequeño homenaje.

También destacar que a principio de semana, estuve viendo el último video de el sendero de Ruben, te dejo el enlace a su canal por si te interesa, en él reflexiona sobre el hecho de leer mucho y la lectura en general. También destacar que recibo la newsletter de Oye Deb, otra persona de la que he hablado en algún post, y en su última edición habla sobre el día del libro y deja un par de reflexiones apoyándose en la pregunta ¿Quién preferirías que gobernase el mundo? Ella se declara una fan incondicional de la lectura y suele dar recomendaciones durante el año.

Coincidencia o no, por lo menos por mi parte no, ya que no recordaba que era el día del libro, no se si Ruben tenía pensado el video por ese día, pero Deb si que lo tenía claro.  Pero para más inri, el martes fuimos a hacerle el carnet de la biblioteca a nuestro hijo Marc. Así que esta semana la lectura tenía que estar presente en mi blog.

Hablando de coincidencias, en la lectura hemos de dejarnos llevar por la intuición, ya que puede ser que lleguen a nuestras manos libros que tienen un pequeño mensaje oculto, pero hemos de ser receptivos e intentar captar esas señales, para sacar ese aprendizaje que se nos quiere mostrar. A veces no se trata de coincidencias, sino que la causalidad ha querido que fuera así. En el anterior post destaque el hecho de leer varios libros antiguos que llegaron a mis manos y que por una razón u otra debían ser leídos en ese momento, aunque todavía no he conseguido descifrar si traían un mensaje con ellos.

Lo único que puedo decir es que siempre es bueno tener un libro a mano y desde hace ya tiempo que abogo por la lectura, en mi caso por el formato físico. Con libro puedes aprender, te evades del día, activa tu cerebro, sirve de tema de conversación… y muchas bondades más, pero es un hábito que hemos de cuidar e intentar fomentar entre los más pequeños.

Foto: Yoann JEZEQUEL

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.