El cambio de uno en uno

Ya hacia tiempo que no escribía un post gracias a una cita. En este caso, hablaré sobre dos frases que, en principio, parecen que no tienen nada que ver. Sin embargo, la solución esta en cada uno de nosotros, ya que somos el nexo de unión entre ambas.

Todos piensan en cambiar el mundo, pero nadie piensa en cambiarse a sí mismo. Alexei Tolstoi

Se empieza a salvar el mundo salvando a un hombre por vez; todo lo demás es romanticismo grandioso o política. Bukowski

Empezaremos por la segunda cita, la de Bukowski, pero sólo nos quedaremos con la primera parte, ya que es la importante. La segunda es más una crítica. Y es que si queremos cambiar algo de esta sociedad en la que vivimos, hemos de hacerlo de uno a uno. Para ello hemos de focalizar nuestros esfuerzos en una persona y cuando esta, ya esté salvada, podremos seguir con otra. Además, la primera persona salvada podrá ayudarnos en la tarea de salvar a otra gente. No hemos de intentar influenciar en un gran número de personas, ya que no seremos tan eficientes como si lo hacemos con una sola, por eso hay que hacerlo con un individuo por vez.

¿Pero quien es esa persona en la que hemos de poner todo nuestro interés? En la primera cita, la de Tolstoi, es la que nos da la solución para saber quien es la persona con la que iniciar la tarea de salvar o cambiar. Y la respuesta es, cada uno de nosotros nos tenemos que preocupar por nosotros mismos, de esta forma será mucho más fácil cambiar o salvar el mundo. Muchas veces nos centramos en los demás y no nos damos cuenta que tanto el problema, como la solución estén en nuestro interior. Hay que ser egoísta en este aspecto, pero nos solemos equivocar y buscamos en el resto, algo que está en nosotros. La verdad, es que es mucho más fácil observar en terceras personas cualquier cosa que hacerlo en nosotros mismos.

Así que si de verdad queremos salvar o cambiar algo de este mundo, primero hemos empezar por nosotros mismos y a partir de aquí hacerlo de uno en uno. No busques las mayorías, primero céntrate en tu propia persona y con todo lo que aprendas gracias a ti, es momento de practicarlo con los demás, pero de forma individual. ¿Te atreves a dar el primer paso?

Foto: StarFlames

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.