El carnaval y lo que hay que dejar

El carnaval y lo que hay que dejar

Estamos en época de carnavales, pero la cuestión es que no me había preguntado sobre el origen de esta palabra, así que, por si no lo conoces aquí lo dejo, ya que así será mucho más sencillo comprender esta fiesta y aunque ahora dista mucho de lo que fue en su comienzo, pero sabremos el porqué de su nacimiento.

Del italiano carnevale y este de carnelevale, alteración del latín carnelevare, compuesto de carne ‘carne’ y levare ‘quitar’, por alusión a la tradición de no comer carne durante el ayuno de Cuaresma.

Así que Carnaval es quitar la carne y este día era el último en el que se comía carne, a partir de ahí estaban 40 días haciendo un ayuno donde dejaban de lado la parte más carnal del cuerpo para dedicar una especial atención a la parte espiritual. Lo que sucede es que esta fiesta ha ido mutando con el paso del tiempo, y cada uno tendrá su propia interpretación o puede ser que conozca otra historia referida, pero en su origen es esto que cuento.

Ahora tenemos en mente el carnaval como una fiesta de disfraces, o nos viene a la mente grandes carnavales, como el de Venecia o Rio de Janeiro. Pero si pensamos un poco, en su origen este día era celebrado por ser el último donde se comía carne, por lo que se darían un pequeño festín y a partir de ahí la cosa ya ha ido evolucionando.

Aunque lo interesante de esta fiesta es el hecho de dejar algo para poder centrarse en otros aspectos, dejar la carne, para centrarse en lo espiritual. En nuestra vida deberíamos de hacer muchos más «carnavales» personales, ya que a veces para conseguir un objetivo y poder enfocarnos en él, tenemos que abandonar, ya sea costumbres, hábitos, comportamientos, acciones o lo que sea, para así dedicar toda nuestra energía en la meta que queremos alcanzar. Tenemos que soltar, no podemos con todo y aquí está lo interesante de este aprendizaje, ya que en la mayoría de ocasiones dejamos de lado este verbo y es que cuando somos capaces de vaciar, entonces podemos volver a llenar, sino simplemente estamos derramando.

¿Qué vas a dejar ir? ¿Conocías el origen de la palabra carnaval?

Foto: Albert Reinhard

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.