El hombre en busca de sentido

El hombre en busca de sentido

16 marzo, 2021 0 Por marcosedo

Un libro que tenía ganas de leer desde hace tiempo, ya que mucha gente que sigo y escucho lo había recomendado, además, se trata de gente de diferentes ámbitos, y esto hace que me llame más la atención, ya que no se cierra a tan sólo un ámbito o un tipo de opinión concreta. El libro habla sobre lo aprendido de un superviviente del holocausto nazi, que estuvo en un campo de concentración. El autor es Viktor Frankl, neurólogo, psiquiatra y filósofo austríaco, que tras esta experiencia, fundaría la logoterapia y del análisis existencial. A continuación dejo lo que más me llamo la atención del libro, donde hay que tener en cuenta la experiencia de su autor para entender lo que realmente quieren decir sus palabras. Son pequeños aprendizajes que podemos instaurar en nuestras vidas.

Lessing afirmó: «Hay cosas que pueden hacerte perder la razón, a no ser que tengas ninguna razón que perder.»

 

La salvación del hombre consiste en el amor y pasa por el amor.

El humor, más que cualquier otra cosa en la existencia humana, proporciona el distanciamiento necesario para sobreponerse a cualquier situación, aunque sea un instante.

Nadie puede juzgar, a menos que pudiera asegurar, con absoluta certeza, que no habría hecho lo mismo en una situación semejante.

Al hombre se le puede arrebatar todo, salvo una cosa: la libertad humana —la libre elección de la acción personal ante las circunstancias— para elegir el propio camino.
Incluso en condiciones trágicas, puede decidir quién quiere ser —espiritual y mentalmente— y conservar su dignidad humana.

Con el final de la incertidumbre nacía la incertidumbre del final.
El vocablo latino finis posee dos significados: «final» y «meta a alcanzar». Un hombre que no vislumbraba el fin de su «vida provisional» tampoco podía aspirar a una meta.

El día duraba más que la semana. ¡Qué paradójica era nuestra percepción del tiempo!

¿Qué dice Spinoza?: «Affectus, qui passio est, desinit esse passio simulatque eius claram et distinctam formamus ideam» («El sentimiento que se convierte en sufrimiento deja de serlo en cuanto nos formamos una idea clara y precisa de él», Ética, 5.ª parte, proposición III).

Las palabras de Nietzsche «quien tiene un porqué para vivir puede soportar casi cualquier cómo»

Pero no había que avergonzarse de las lágrimas, pues ellas testimonian la valentía del hombre, el valor de enfrentar el sufrimiento. No obstante, muy pocos lo entendían. Algunos confesaban con vergüenza haber llorado. Un compañero al que pregunté cómo había conseguido curarse el edema me dijo azorado: «¡Lo expulsé del organismo con mis lágrimas!»

Cita de Nietzsche: «Todo lo que no me destruye me hace más fuerte».

Hay dos razas de hombres en el mundo, solo dos: la de los hombres decentes y la de los indecentes.

El amor es la única vía para llegar a lo más profundo de la personalidad de un hombre.

El amor consigue que el otro realice su potencialidad personal.

Pero la libertad no es la última palabra. La libertad es una parte de la historia y la mitad de la verdad. La libertad es la cara negativa de cualquier fenómeno humano, cuya cara positiva es la responsabilidad. De hecho, la libertad corre peligro de degenerar en mera arbitrariedad, salvo si se ejerce en términos de responsabilidad.

Un libro que no te deja indiferente y que cambia, por poco que sea, la perspectiva de ver la vida en algunos ámbitos concretos, ya que como hemos visto en todo lo que destaco, se habla de diferentes temas, como el amor, el humor o algunas citas que nos hacen reflexionar sobre temas profundos.

¿Has leído el libro? ¿Qué más añadirías?