El mensaje para hablar claro

En las entradas de la semana de hace un año, reflexionaba sobre la idea de comunicar las ideas. En la primera hablaba sobre tres formas diferentes de expresar un mensaje ya creado por otros. Mientras que en el segundo post me cuestiono la relación que existe entre el hablar claro y la seguridad.

El mensaje de otros

En esta sociedad de sobre-información que vivimos, donde toda la gente plasma su ideas, pensamientos u opiniones a través de la red, es normal que muchas veces nos encontremos con otra persona que ya ha expresado un mensaje que nosotros tenemos en mente. La cuestión es que este mensaje, si nos parece importante debe seguir trasmitiéndose, por eso ofrezco tres posibilidades, la primera es coger el mensaje y decirlo a tu manera, la segunda es citar el mensaje tal cual y citar la fuente, la tercera opción no tiene cabida, ya que se trata de acopiarte del mensaje sin citar la fuente.  Cuando queremos comunicar y compartir algo hemos de comprender que haya gente que ya lo haya hecho y que lo refleje mejor que nosotros, es entonces cuando hemos de aceptarlo y darle la difusión que merece, y para ello utilizar una de las dos primeras opciones que cito, ya que la tercera hemos de olvidarla. Pincha en el título para volver a leer el texto completo.

Seguridad para hablar claro

En este segundo post reflexiono sobre el porqué hay personas que tienen un discurso tan seguro y que saben comunicarlo con total confianza.  Para hablar claro hemos de tener total seguridad en nosotros y para obtener esa seguridad  hemos de pasar por una serie de fases que harán que nuestro mensaje quede sellado por todos los frentes. Si pinchas en el título puedes conocer la reflexión al completo y conocer estos puntos tan importantes. Tan sólo diré que el auto-conocimiento, la reflexión de nuestros pensamientos y el plantearnos cualquier pregunta que tenga que ver con nuestro mensaje, hará que cada vez tengamos más seguridad en él. Requiere de un trabajo previo el poder expresar tu discurso con total confianza, pero has de esforzarte para conseguirlo.

La comunicación se basa en poder expresar un mensaje que guste, ayude, motive y aporte algo a nuestro público. La importancia reside en el mensaje y no tanto en el emisor, aunque hemos de ser conscientes de todo lo que aporta la persona que transmite esa información, ya que el hecho de hacerlo de forma clara y con total seguridad hará que sea más creíble.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.