El poder de la calma

El poder de la calma

22 septiembre, 2020 0 Por marcosedo

 

La calma es lo importante, pero no todo el mundo está dispuesto a dejarse llevar por ella, lo que si que es verdad, es que cada vez que la tenemos en nuestras manos, la disfrutamos, ya que como no estamos acostumbrados a ella, pues cuando aparece nos agrada, aunque tampoco suelen durar muchos sus efectos, ya que en seguida nuestra mente, vuelve a incidir para que nos ocupemos y volvamos a lo de siempre. Disfrutar del momento presente es algo que olvidamos a menudo, no nos ocupamos del ahora, del instante que tenemos delante, sino que nos preocupamos muchas veces en pensar en lo que puede venir o en lamentarnos de acciones ya realizadas. Es decir, dejamos a un lado el presente para gastar nuestro tiempo en el pasado que ya no vuelve o en el futuro que no sabremos si llegará.

Por ello la solución pasa por ceñirnos al momento presente y no pensar en lo que nos vamos dejando o lo que pueda venir. Así que la palabra calma es una buena compañía para que esto se haga realidad. Un dato curioso de la palabra calma es conocer su etimología, ya que esta viene del griego ‘καυμα’ y significa intenso calor de verano y con estas circunstancias no hay viento, ni olas en el mar, es decir, el mar esta en calma y tranquilo, de ahí su significado:

Tranquilidad, quietud, ausencia de ruido, de movimiento o de agitación en un lugar.

Cuando estamos en calma, somos conscientes de nosotros mismos y podemos emplear este tiempo en reflexionar sobre lo que sucede ahora, no resulta muy entretenido, incluso puede parecer aburrido, pero cuando descubres todo lo que te puede aportar, es cuando decides pasar mucho más tiempo en calma, para seguir beneficiándote de este estado. Vivimos en una sociedad donde la rapidez está a la orden del día, todo esta en continuo movimiento y de forma acelerada, por lo que saber alejarse de esta corriente hará que saquemos lo mejor de este concepto y nos aprovechemos de él.

A continuación dejo una charla que nos hará reflexionar y cuestionarnos nuestra forma de vida y nuestro punto de vista sobre la vida que llevamos como sociedad.

¿Vives deprisa? ¿Disfrutas de la lentitud?

Foto: Rubem Porto Jr