Ellos fueron contra ti

Ellos fueron contra ti

20 junio, 2020 0 Por marcosedo

En las entradas de la semana de hace un año hable sobre el hecho de ir en contra. En el primer post reflexione sobre ir contra ti mismo y todo lo que conlleva esta decisión. Mientras que en el segundo me apoyo en dos casos personales para ver casos personales de como hacer cosas que no te agradan

Contra ti

No parece muy lógico ir contra uno mismo, si pinchas en el título puedes volver a leer la reflexión al completo y comprender un poco mejor de lo que hablo. A grandes rasgos diré que si queremos progresar como personas, a veces hemos de ir en contra nuestra, ya sea contra nuestra razón, nuestro corazón o cualquier otro aspecto. Muchas veces tenemos dos posibilidades, pensamos en lo bueno y malo que pueden conllevar cada una de ellas, así que es normal que acabemos yendo en nuestra contra, ya que decidimos hacer algo que no nos gusta, pero hemos de decantarnos por una opción, así que no hay escapatoria. Aunque lo importante es forzarte a ello, buscar situaciones que te incomodan y que te hagan salir de zona de confort, de esa zona que conoces y ser consciente de que vas en contra tuya, esta es la manera de ver lo que esta experiencia te aporta y hasta donde te puede hacer llegar.

Ellos fueron en contra

En esta entrada hablo sobre dos personas que predican con el ejemplo de ir, a veces, en contra tuya para poder sacar ese potencial desconocido que poseemos. Siempre tendemos a la comodidad, a movernos por lo conocido, no estamos dispuestos a descubrir cosas nuevas, hay algo en nuestro interior que nos dice que no lo hagamos, es entonces cuando entramos en guerra con nosotros mismos y de aquí el tema de ir contra ti. Si pinchas en el título puedes conocer a Isra y Ruben, dos personas que sigo desde hace tiempo y que narran muy bien esta experiencia, o mejor dicho, práctica, donde la idea es no dejarte llevar por lo que dicta tu cuerpo sin razonar. Se trata de ser consciente de lo que haces, aunque no sea de tu agrado.

Ir en contra de uno mismo es forzarse a descubrir lo desconocido, es abrir la mente para poder obtener más información y que esta sea diferente a lo que estamos acostumbrados. Todo ello hace que tengamos nuevos puntos de vista, podamos crear nuevas sinergias y que de esta forma sobresalgamos de nosotros mismos.