Ellos fueron en contra

A continuación dejo una serie de ejemplos y de recursos donde puedes saber más sobre el tema. Estas son las personas que pueden contar de primera mano las bondades de ir en contra de uno mismo y hacer aquello que no te apetece. Estos fueron dos de los contenidos que me inspiraron a tratar este tema, ya que todo sucedió en el lapso de una semana, además de experiencias personales, donde el hecho de realizar acciones que no me apetecen, una vez finalizadas te aportan más de lo que puedas imaginar.

Haz más de lo que no te apetece hacer || El Viaje 255 – Montevideo

Isra García trata este tema desde hace mucho tiempo, si pinchas en el título puedes ver un video donde te lo cuenta en primera persona, ya que para él es de vital importancia ponerse este tipo de trabas para seguir sobresaliendo de él mismo. De hecho ha realizado varios experimentos donde se pone a prueba a la hora de realizar acciones que no le apetece para nada, pero aún así se emplea para llevarlas a cabo y así poder sacar las conclusiones necesarias y obtener todo tipo de aprendizajes de lo vivido. Por ejemplo, levantarse a las 3 de la mañana durante 31 días, 200 días buscando ser rechazado, un mes sin RRSS, 10 días diciendo a todo que sí y luego 10 días a todo no… Busca en acciones que en un principio no realizaría, encontrar sus límites para sobrepasarlos.

Destapa tu POTENCIAL y deshaz tus LÍMITES

En este video (pincha en el título), Rubén nos viene a decir más o menos lo que dice Isra, que una vez te embarcas en una acción que en principio no quieres realizar, pero que aún así te enfrentas a ella, cuando la finalizas es cuando valoras la acción. Me he sentido muy identificado con el video, ya que el hecho de no empezar una acción es decisión de uno mismo, pero hemos de luchar contra ello y realizarla para demostrarnos a nosotros mismos que si que somos capaces. Muchas veces ese no significa miedo, y por eso lo negamos, pero sólo es cuestión de arriesgarnos y de no temer, sólo ponernos en acción.

Desde hace un tiempo yo también realizo acciones que al principio no eran de mi agrado, pero que con el paso del tiempo se han convertido en habituales y las hecho en falta si no las realizo. El hecho de despertarme pronto, salir a correr por la mañanas, meditar, ducharse con agua fría… Incluso mi pareja, desde hace una semana se levanta para hacer deporte y mira que le gusta la cama, pero ha decidido enfrentarse a ese no, que al final es el freno que no nos deja crecer y progresar, ya que no salimos de nuestra zona de confort y por ende de nuestros límites.

Foto: van Oyarzun

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.