Enemigos de los límites

Si en el anterior post hablaba sobre los aliados de los límites, ahora es el momento de hablar de los enemigos, que a la vez se convierten en nuestros mejores compañeros si lo que pretendemos es sobrepasar nuestros límites. Estos te pueden ayudar en momentos de bajón, pueden servir de turbo para cuando las cosas no vayan bien y por eso es bueno tenerlos en cuenta y saber que puedes contar con ellos, son los siguientes:

  • Exigencia. Cada uno de nosotros ha de conocerse a si mismo para ser consciente de hasta donde podemos llegar, hemos de exigirnos lo que creamos que podemos soportar. Es en estos momentos de exigencia cuando sacamos a relucir nuestra mejor versión y una vez alcancemos este punto, hemos de ir un pequeño paso más allá, que al final es la diferencia entre llegar al límite o cruzarlo.
  • Expectativa. De la misma forma que la exigencia, la expectativa ha de ser tomada con cautela, hemos de ser sinceros con nosotros para no crear falsas expectativas y luego caer en la desesperación por no conseguirlo. Hemos de soñar alto, pero dentro de unos límites, vayamos paso a paso, una expectativa que se hace realidad es un plus de motivación para seguir avanzando, por ello hemos de saber muy bien lo que esperamos de nosotros mismos.
  • Esperanza. Esto es lo último que se pierde. En cada proyecto que lanzamos siempre habrá momentos complicados, momentos en los que deseamos tirar la toalla, es aquí donde hemos de ayudarnos de la esperanza, ser un poco positivos y tener fe en que si continuamos, llegaremos al objetivo marcado. A veces se interponen en nuestro camino límites inesperados, pero con un poco de esperanza se vencen

Hemos de ir con cuidado en como visualizamos nuestro futuro, no se trata de ser mega-optimista, pero si ver el lado bueno, dejar a un lado los aspectos negativos y centrarnos en los puntos que queremos alcanzar. Las expectativas que creamos, las exigencias que nos imponemos y mantener viva la esperanza, son tres elementos que nos ayudarán a acercarnos a nuestros límites y una vez los tengamos delante, hacer un esfuerzo más y superarlos.

Foto: ~Xavi~

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.