Experiencia en las 7 leyes herméticas (parte 1)

Experiencia en las 7 leyes herméticas (parte 1)

18 febrero, 2020 1 Por marcosedo

El kybalion es un libro que leí a finales de 2018, fue el último del año y no realice un post sobre él, ya que por esas fechas tenía bastante contenido para ofrecer. Este es un libro que habla de 7 leyes, una información que me sorprendió ya que es muy sencilla pero cuando la procesas y te vuelves consciente de ella es cuando empiezas a sacarle valor. Esta información es algo que tienes delante tuyo, pero este libro te la descubre de una forma simple, al principio no daba crédito de lo que leía y me costo un poco entender, pero con el paso del tiempo me he ido dando cuenta, gracias a la experiencia, de como estas leyes se cumplen. Con la siguiente regla mnemotécnica consigo recordar las 7 leyes, ME-CO-VI-PO-RI-CA-GE, a continuación hablo de cada una de ellas y de como las he podido observar de forma más real.

Mentalidad

Todo es mental. Lo que pensamos tiene más importancia de lo que creemos, pero no todos acabamos de verlo claro. Todo lo que pasa por nuestra mente es lo que al final nos hace tener la visión de la vida. Esto es muy personal, ya que los pensamientos de cada uno son muy subjetivos, pero ellos son los que nos hacen actuar y ser como somos.

Correlación

Como es dentro es a fuera. Hay una relación muy estrecha entre como nos sentimos en nuestro interior y como se expresa el exterior con nosotros. En mi caso vi esta regla clara cuando empecé a centrarme mucho más en mi bienestar y a medida que me iba sintiendo mejor, lo mismo sucedía con mi entorno. Si hacía algo que iba un contra mía y no me hacía sentir bien, mi círculo más cercano también se veía afectado.

Vibración

Todo es vibración, en mi caso, la prueba física son los baños de Gong, aquí lo he podido demostrar empíricamente. Hay una expresión que nos puede ayudar a entender mejor esta ley y es cuando decimos «estamos en la misma onda» o «me encuentro en sintonía». Todos emitimos un tipo de vibración y esto hace que luego nos relacionemos de una forma u otra con todo lo que nos rodea.

Hasta aquí las 3 primeras leyes, mejor presentarlas en dos capítulos para poder digerirlas poco a poco y así comprenderlas e interiorizarlas de manera más óptima. La cuestión pasa por recapacitar y reflexionar sobre ellas para ser capaces de observarlas en nuestro día a día y de esta forma extraer todo el valor que tienen por ofrecernos.

Foto: Cuba Gallery