Experiencias nuevas para empatizar

En las entradas de la semana de hace un año hablaba de dos temas que no se tienen mucho que ver. En la primera reflexiono sobre la importancia de vivir cosas nuevas. Mientras que en el segundo post reflexiono sobre la empatía y la divido en dos tipos. Pincha en el título de cada una de ellas para leer el post al completo.

Experiencias nuevas para crecer

El problema de que muchas veces nos aburramos en nuestro día a día, es que caemos en una rutina monótona, que se repite siempre y esto al final, en muchos casos, te atrapa, te acomodas y decides no salir de ella. Pero hay otra opción y es que te canses de esta forma de vivir y decides hacer algo para evitarlo. Es aquí donde hemos de poner el esfuerzo en hacer cosas novedosas, vivir experiencias nuevas que nos hagan salir de nuestra zona de acción. Esta es una buena forma de expandirse, de crecer, de adquirir conocimiento y lo que está claro es que es complicado que te canses o que no sepas que cosa nueva hacer. Aunque queramos no tenemos suficiente vida para disfrutar de todas las posibilidades que tenemos a nuestro alcance. Hemos de dejar la comodidad a un lado y enfrentarse a nuevos retos, vencer nuestros miedos y lidiar con la incertidumbre, esta es la mejor manera de sobrepasar límites y de esta forma crecer.

2 tipos de empatía

En la segunda entrada diferenciaba entre dos tipos de empatía, ya que dependiendo del nivel de reflexión que hagas te decantarás por uno u otro. El primero era a secas, es decir, es un nivel de empatía muy superficial, mientras que el segundo es en profundidaddonde tu mente se pone a trabajar para tener un conocimiento más amplío de las consecuencias de tus actos en tu entorno. La primera opción requiere poca implicación, es posible que por culpa de ello a veces no quedes bien con todos, pero vives más tranquilo. En cambio, en la segunda, es posible que te preocupes mucho por no saber como actuar realmente, ya que barajas muchas opciones, pero si lo haces bien sueles acertar. Hay que saber a cada momento que tipo de empatía escoger.

2 entradas que no tratan sobre el mismo tema, como suelo hacer normalmente, aunque te recomiendo que las leas al completo, te harán replantearte pequeños aspectos de tu día a día y que te servirán para vivir mucho más tranquilo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.