Esta es mi última palabra del decálogo, Fe, según la define la Rae es «confianza, buen concepto que se tiene de alguien o de algo». Palabra muy valiosa a la hora de vivir la vida, dicen que la fe mueve montañas, es decir, la confianza en aquello que crees puede crear el cambio. Primero hay que creerlo e imaginarlo para que pueda suceder.

feLa palabra fe es muy importante a la hora de la consecución de tus objetivos y metas; es casi el primer concepto que has de tener en cuenta en el momento de empezar, has de imaginar aquello que quieres, como lo quieres y que vas a hacer para obtenerlo. Ten confianza en todo aquello que has imaginado y luego ponte manos a la obra, pero no olvides que tu eres el primero que has de creer y tener fe en tus actos. Más tarde ya vendrán palabras como esfuerzo o constancia, que harán que te sea más fácil la consecución de tus actos.

La fe es un concepto que se relaciona con la religión, y esta es su palabra más importante ya que las personas han de creer en algo intangible, sin fe no hay religión. Lo que has de hacer es crear tu propia «religión» y tener fe en ella, ya veras como poco a poco tendrás más «adeptos», gente que te apoye y te ayude en tu camino, pero insisto el primero has de ser tu.

La fe es un acto de introspección, ya que has de cavilar durante un momento sobre las cosas que vas a hacer, es planificar, ver las posibles consecuencias. Al igual que en la foto aparece el niño con los ojos cerrados, en algún momento has de hacer lo mismo y proyectar en tu mente que es lo que deseas, como te vas a enfrentar a ello, y por último añadir la fe, ingrediente imprescindible, ya que esta será la fuerza que te haga empezar a moverte. Prueba esta fórmula en todos aquellas cosas que te has planteado en tu vida, pero no has probado ni empezado, verás como te ayuda.

¿tienes fe en ti mismo? ¿crees en aquello que haces?