Gestion del tiempo. Donde puedes llegar

en

“Creaba ‘apps’ a la hora de comer; hoy gano un sueldo de cinco cifras”

Aquí es de donde he sacado la noticia, pero te la dejo para que puedas leerla.

Los puntos que destacaría son los siguientes:

  • Aprovechamiento del tiempo. No desperdiciar ni un sólo segundo para tratar de ser lo más eficiente.
  • Buscar la facilidad e inmediatez de las cosas. Esto es éxito seguro y más aún en los tiempos que vivimos donde todo lo queremos aquí y ahora, y a poder ser sin complicaciones.
  • No busques el éxito mediante un sólo producto, es decir, no gastes todos tus esfuerzos en una sola tarea. Haz muchas cosas, al fin y al cabo no sabes cual va a ser la que te reporte más beneficios, así que la misión es intentar hasta que surja la oportunidad.

La noticia

crador_apps

Hace apenas dos años, Carles Coll Madrenas era director informático de una de tantas empresas informáticas. Tenía una buena nómina, pero el dinero no era suficiente. No lograba saciar su alma de programador purasangre con las rutinarias labores de gestión. Por eso aprovechaba cada minuto libre para hacer lo que realmente le gustaba. En la hora de la comida, aunque sólo fuese media hora; o por la noche, tras acostar a los niños, desarrollaba aplicaciones para móviles. Si no existiesen los fines de semana, el catalán hubiese ingresado en el hospital por desnutrición o cansancio.

La primera idea se le ocurrió cuando intentó grabar una secuencia de sus hijos con un iPhone, mientras jugaban tranquilamente en casa. Pronto se dio cuenta de que en el tiempo que tardaba en activar la función de vídeo en el aparato sus pequeños ya estaban haciendo otra cosa. Demasiados taps: los clicks de las pantallas táctilesSiempre llegaba tarde a los buenos momentos.

Así concibió la aplicación original de su marca, 1TapVideo, la matriarca de una familia de aplicaciones basadas en un concepto tan sencillo que asusta. “Eso es lo que quiero yo, hacer aplicaciones que funcionen con un solo toque“, explica aTeknautas Carles Coll, recordando el momento. Entonces, el catalán dejó su puesto directivo, lanzó 1Tapps y siguió programando, pero esta vez a tiempo completo.
Un lobo solitario de la programación
Dieciséis aplicaciones y casi dos años después de aquella iluminación, Carles Coll se ha convertido en uno de los principales programadores de Apple Store por volumen de ingresos. Este catalán de 36 años ya está dentro del 25% de desarrolladores de todo el mundo que más ganan en las tienda de aplicaciones de Apple, sumando en total más de un millón de descargas.

¿Es suficiente para hacerse millonario? Según él, todavía no. “No quiere decir que me esté forrando. El 75% de los desarrolladores de Apple Store facturan menos de 1.000 dólares al mes. Los que se forran son un 2%. Yo estoy a punto de llegar a los cinco dígitos mensuales”, apunta el programador catalán.

Carles Coll es una rara avis en la fauna emprendedora. A pesar de que sus cifras son de primera división, jamás ha contratado a nadie. Es un lobo solitario de la programación. “Hasta ahora, las he hecho yo todas, el único cambio es que ahora estoy a full time. De todas formas, lo que voy a hacer pronto es aliarme con despachos pequeños de programación e iremos a medias”, dice Carles.

Una vez puesta la pica en Apple Store, en su punto de mira está ya Windows Phone, un sistema operativo para el que presentará dentro de dos semanas sus primeros proyectos. Y en cuanto pueda, Android.
Mejor hacer muchas aplicaciones que buscar un big hit
Como suele ocurrir en una gran parte de nuevas empresas tecnológicas, al catalán no le tiembla la voz al hablar de su modelo de negocio. Lo tiene muymascado, y funciona.

“Es la venta cruzada. Se trata de tener muchas aplicaciones para, de esta manera, terminar vendiendo más. En general, la gente suele buscar el big hit,aplicaciones que sean definitivas. Ése no es mi negocio y, además, es muy difícil.”, argumenta el programador.

En cuanto a la procedencia de sus ingresos, lo cierto es que en España no se come una rosca. “Aquí tengo muchas descargas, pero pocas son de pago. La mayoría de mis aplicaciones son premium, entonces el negocio me viene a través de otros países. En primer lugar, Estados Unidos. En segundo puesto, Europa, con la excepción de España. Y después Asia”, expone Carles Coll.

Cuando explica la fórmula del éxito para entrar en el grupo de los programadores de aplicaciones para iOS que más facturan, el catalán repite una y otra vez una sola palabra: ventas, ventas, ventas. “Si no hay ventas, por muy bueno que sea el producto no saldrá adelante. Hay programadores que hacen un gran producto pero no dedican mucho tiempo a las ventas. Tienes que hablar con blogueros, hacer marketing… Creo que mi éxito viene más porcurrarme las ventas”.

Si siendo solamente una persona Carles Coll ha conseguido llegar en poco menos de dos años, programando entre horas, a semejante cuota de mercado, no cuesta nada imaginar lo que puede llegar a hacer con un equipo de desarrolladores programando mientras el tupper de cada mediodía se calienta en el microondas del trabajo.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.